Público
Público

Miles de personas protestan "contra el golpe de la mafia"

La Coordinadora 25-S, organizadora de la marcha bajo el lema Rodea el Congreso, ha asegurado que la asistencia ha sido "no menor de 150.000 personas". La Policía ha cifrado el número de asistentes en 3.000 personas, mientras que la Delegación del Gobierno la ha fijado en 6.000 personas.

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 14

Cabecera de la manifestación convocada en Madrid contra la investidura de Mariano Rajoy.- JAIRO VARGAS

MADRID.- "Ante el golpe de Estado de la mafia, democracia". Este ha sido el principal cántico que miles de personas han entonado por las calles de Madrid para protestar contra la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

La Coordinadora 25-S, organizadora de la marcha bajo el lema Rodea el Congreso, ha agradecido a los ciudadanos que han participado este sábado en la manifestación y ha asegurado que la asistencia ha sido "no menor de 150.000 personas". La Policía ha cifrado el número de asistentes en 3.000 personas, mientras que la Delegación del Gobierno la ha fijado en 6.000 personas.

"Un importante sector del Pueblo trabajador ha expresado cívica y coherentemente el rechazo a la investidura ilegítima que está misma tarde se ha desarrollado en el Congreso de los Diputados", han manifestado los organizadores.

Según indican en un comunicado, "la movilización ha ocupado todo el recorrido solicitado para la manifestación", a partir de lo cual cifran el número de personas que han acudido a la protesta en 150.000.

Asimismo, han destacado la "madurez del movimiento popular" que ha organizado la protesta contra "la investidura de la mafia" en "menos de una semana".

Durante la manifestación, el expresidente del Gobierno Felipe González y la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, han sido los más señalados. Entre un mar de carteles con el 'NO' mayúsculo "a la mafia golpista", han sido habituales los abucheos a la Policía, subiendo los decibelios cuando el helicóptero de este Cuerpo sobrevolaba a los manifestantes.

A las 17.30 horas, cuando estaba fijado el comienzo del 'Rodea el Congreso' convocado por la Coordinadora 25-S, un centenar de personas se agolpaba junto a las vallas y el cordón policial -con una docena de furgonetas- dispuesto en la Carrera de San Jerónimo por la Delegación del Gobierno en Madrid, que autorizó la protesta que ha discurrido desde la plaza Cánovas del Castillo hasta la Puerta del Sol.

Los "olés" tras una saeta de un señor mayor con una gran pancarta coronada con una bandera republicana han dado paso a tímidas consignas habituales desde las manifestaciones de 2011 del Movimiento 15-M. "Que no nos representan" o "la voz del pueblo no es ilegal" han sido las más coreadas. También se han visto carteles como "el PP engaña, roba y amordaza".

A las 18.15 horas se han sumado desde un lateral del Paseo del Prado varios grupos de centenares de personas, la mayoría con banderas del Partido Comunista de España, aunque las más vistas en la manifestación han sido la de Izquierda Castellana -grupo integrado en Podemos y uno de los convocantes de la protesta- y la enseña tricolor de la II República.

"Sí se puede"

A esa hora, antes de que comenzara la segunda votación que ha proclamado a Rajoy como presidente gracias al 'sí' de Ciudadanos y la abstención de la mayoría de los diputados del PSOE, el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, el diputado de Podemos Rafael Mayoral y uno de los fundadores de Podemos, Juan Carlos Monedero, han saludado a los manifestantes brevemente.

Despidiéndose puño en alto del grupo que coreaba consignas como "sí se puede", estos tres dirigentes han accedido a la Cámara Baja por la calle Zorrilla, uno de las muchos accesos que han sido custodiados por la Policía, que ha controlado el acceso de peatones en las calles aledañas al Congreso. El tráfico también se ha cortado en las horas en las que se ha celebrado el debate y posterior votación.

Los cánticos han ido variando conforme marchaban los manifestantes por Cibeles y la calle de Alcalá. Felipe González y Mariano Rajoy han compartido los mayores insultos. "Felipe, cabrón, trabaja de peón" y "Mariano, cabrón, trabaja de peón" han sido coreados indistintamente. También se ha calificado al primero de "fascista" y "terrorista". Susana Díaz, por su parte, ha compartido cántico con la Policía. "Vergüenza me daría ser Susana Díaz" se ha oído en multitud de ocasiones, y otras tantas terminado en policía.

"Ante el golpe de la mafia, democracia" en Sol

La mayoría de los cánticos de este sábado se vienen oyendo desde que en 2011 se celebró la multitudinaria manifestación del Movimiento 15-M que tuvo su epicentro en la madrileña Puerta del Sol, un lugar emblemático que, en esta ocasión, ha estado muy lejos de llenarse. El grueso de los manifestantes se ha concentrado en la mitad de una plaza que, a pesar de los numerosos turistas, transeúntes con bolsas de compras e incluso jóvenes vestidos para celebrar Halloween, no se ha llegado a llenar.

La cabecera con el lema "Ante el golpe de la mafia, democracia. No a la investidura ilegítima" ha entrado en Sol sobre las 19.30 horas. Un grupo con guitarras y violines y, luego, una tamborrada han puesto el punto musical a una jornada reivindicativa donde también se han escuchado algunos insultos gruesos y cánticos -minoritarios-- como "democracia para su puta madre".

El Metro de la Puerta del Sol ha seguido abierto y funcionando con normalidad durante la concentración, vigilada en Sol por siete furgonetas de la Policía, que custodiaban la fachada de la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Desobedeciendo los numerosos carteles que avisaban de "peligro de caída", un grupo de jóvenes ha trepado a la cúpula de cristal del acceso al metro.

"Rebeldía, una obligación"

Más alto aún que ellos ha ondeado una bandera republicana que un manifestante ha paseado en Sol haciendo uso de un mástil de unos diez metros de altura, con lo que superaba incluso a la estatua ecuestre de Carlos III. La valla que protege esta reproducción de bronce estaba repleta de carteles con lemas como "cuando la injusticia se hace ley, la rebeldía se hace obligación".

Al lado de Carlos III, unos operarios se afanaban en el desmontaje de un espacio comercial con el patrocinio del Ayuntamiento de Madrid y que ha sido confundido por algunos de los manifestantes con un plató de televisión, de ahí que se afanaran para gritar consignas contra los medios de comunicación que "manipulan". "Luego diréis que somos cinco o seis", gritaban una y otra vez a estos operarios.

Pasadas las 21.00 horas la calma reinaba en la Puerta del Sol y una decena de manifestantes habían vuelto sobre sus pasos para, en la confluencia de Alcalá con la calle Cedaceros, gritarle a la Policía que cortaba el paso una de las consignas más repetidas: "PSOE y PP, la misma mierda es".

Fue este grupo el que se agolpó sobre la puerta del Congreso para lanzar a los diputados objetos como botellas, latas de cerveza y mecheros. "Sinvergüenzas", "ladrones" o "hijos de puta" han sido algunos de los insultos que han escuchado representantes públicos como Patricia Reyes, Marta Rivera, Toni Cantó o Félix Álvarez.

Más noticias en Política y Sociedad