Público
Público

Objetivo: salvar la Amazonia

Greenpeace lanza una campaña para tratar de frenar las políticas de Bolsonaro, que "suponen una amenaza para la lucha contra el cambio climático, la conservación de la biodiversidad y los derechos de los pueblos indígenas".

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Deforestación en la Amazonía de Brasil. EFE/Archivo

La Amazonia se encuentra en peligro. Sus hábitats diversos, sus especies y sus pueblos están amenazados por las políticas del nuevo Gobierno de Bolsonaro, que, con tres meses en el poder, ya ha mostrado sus intenciones de tumbar la legislación que protege la zona.  El peligro que se cierne sobre este ecosistema es una realidad que se puede constatar con los datos. Tanto es así, que, en 2018 la tasa de deforestación alcanzó el mayor valor en los últimos diez años, según el grupo ecologista Greenpeace.

La deforestación –ligada a determinadas prácticas empresariales como la extracción de madera– supone un peligro de gravedad para numerosas especies que habitan en los bosques de la Amazonia, pero también para más de 180 comunidades indígenas que dependen de manera directa de los valores económicos de este ecosistema. 

Un activista coloca un cartel que denuncia la extracción ilegal de madera en el Amazonas. AFP/MARIE HIPPENMEYER

"A medida que aumenta la tala ilegal y la deforestación, experimentan una dramática escalada de violencia por parte de grupos criminales que invaden y ocupan sus tierras", explican desde Greenpeace, que, con motivo del Día Internacional de los Bosques, ha lanzado una campaña para tratar de salvar la Amazonia

"Estamos ante un nuevo asalto a esta importante región del planeta por parte de los intereses económicos representados por el Gobierno de Jair Bolsonaro”, explica Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques del grupo ecologista.

Los planes de desproteger los bosques del Ejecutivo brasileño podrían permitir una mayor explotación empresarial de los recursos de la selva amazónica. Por ello, desde Greenpeace advierten que estas políticas son una "amenaza para la sociedad brasileña", pero también para todo el planeta, ya que "la preservación de las selvas tropicales puede contribuir a mitigar la crisis climática actual".

Más noticias en Política y Sociedad