Público
Público

El Papa Francisco ruega a los padres que no "condenen" a sus hijos por su orientación sexual

El Pontífice ha expresado que las familias deben "acompañar a sus hijos" y les pide que "no tengan miedo".

El Papa Francisco durante la Santa Misa para la Solemnidad de María en la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano.
El Papa Francisco durante la Santa Misa para la Solemnidad de María en la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano. GIUSEPPE LAMI / EFE / archivo

El Papa Francisco ha pedido a los padres que acompañen y no condenen a un hijo que tiene una diferente orientación sexual, durante la audiencia general celebrada en el aula Pablo VI del Vaticano. "Pienso en los padres ante los problemas de sus hijos", ha reflexionado el Pontífice, que nombró a los "que ven las orientaciones sexuales" de sus discípulos y pidió "acompañar a los hijos y no esconderse en comportamientos de condena".

Francisco continuó hablando de los padres que pierden a sus hijos por enfermedad o por accidentes de tráfico, a los que ven que sus hijos no van a la escuela. "Tantos problemas de los padres, pensamos cómo ayudarlos. A ellos les digo: no tengan miedo. Hay tanto dolor, pero piensa en el Señor y en cómo José resolvió los problemas. Nunca condenes a un hijo", ha agregado.

Del mismo modo, ha recordado cuando en Buenos Aires veía las colas frente a las cárceles y "allí estaban las madres, esas madres que ante el problema de un hijo que ha cometido un error, ponían su cara, no se escondieron y lo acompañaron, siempre. Qué valor".

La ambigua opinión del Papa

Sin embargo, el Papa Francisco no siempre ha mantenido una opinión clara respecto a este asunto y ha dado varios giros discursivos en su trayectoria. En 2018, afirmó que "parece que la homosexualidad está de moda" y aseguró estar preocupado por el hecho de que haya religiosos o sacerdotes homosexuales. Señaló entonces que este tipo de "afectos" no tienen "cabida" en el sacerdocio o la vida consagrada.

Más adelante, no obstante, defendió que las personas homosexuales  —hay que apuntar que cuando el Pontífice habla de este asunto no menciona a todo el colectivo LGTBI— deben estar protegidas por las leyes de unión civil. De esta manera respaldó que pudieran casarse. "Las personas homosexuales son hijos de Dios y tienen derecho a estar en una familia. Nadie debe ser expulsado o sentirse miserable por ello", manifestó en un documental. 

Francisco, además, ha condenado en reiteradas ocasiones el rechazo en las familias a los hijos homosexuales y a su regreso de un viaje a Irlanda, en agosto de 2018, cuando los periodistas le preguntaron en el avión qué les diría a los padres de un hijo homosexual Francisco respondió: "Ignorar al hijo o la hija con tendencias homosexuales sería una falta de maternidad y paternidad. Eres mi hijo o mi hija como eres".

Más noticias