Público
Público

La principal constructora de Rivas presiona para frenar la consulta popular municipal contra el crecimiento urbanístico

Jarama, una promotora de viviendas, ha lanzado un comunicado con el que llama a votar para que la propuesta del Ayuntamiento no prospere. 

Imagen de Rivas Vaciamadrid.
Imagen de Rivas Vaciamadrid. Ayuntamiento de Rivas

La industria del ladrillo no ha tardado en reaccionar. El lunes, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid lanzaba una consulta popular entre sus empadronados en la que preguntaba si quieren frenar o no el crecimiento urbanístico de la zona. A los pocos días, la constructora principal de Rivas, Jarama, ha enviado un comunicado al que ha tenido acceso Público con la intención de presionar para que la consulta fracase

"Una paralización como la anunciada no puede en modo alguno beneficiar a Rivas y tendrá graves consecuencias económicas y sociales para el municipio. (…) Queremos hacer un llamamiento para que todas las personas interesadas puedan votar en esta consulta. Al pedirte tu participación no pretendemos legitimar la consulta ni estamos seguros de la transparencia de la misma", reza el comunicado enviado por email.

El crecimiento desmedido de Rivas ha provocado el aumento significativo de personas residentes en la zona. En una década, Rivas ha crecido en 20.000 habitantes y ronda ya las 100.000 personas residentes, pero sus servicios de transporte, sanidad y educación no han acompañado el aumento poblacional.

En su comunicado, la inmobiliaria Jarama acusa al gobierno del Ayuntamiento de Rivas, presidido por Pedro del Cura y una alianza entre Izquierda Unida, Equo y Más Madrid, de no querer reunirse con ellos y de haber paralizado licencias de construcción.

Desde el Ayuntamiento desmienten la versión de la empresa: "Es falso. Llevamos años manteniendo reuniones con ellos, en este último año la concejala de Urbanismo se ha visto con Jarama". 

Mensaje de la constructora de Rivas Vaciamadrid al que ha tenido acceso 'Público'.
Mensaje de la constructora de Rivas Vaciamadrid al que ha tenido acceso 'Público'.

Al borde del colapso

El escrito de Jarama es contundente y asegura que "con esta consulta lo único que se pretende es trasladar la responsabilidad del urbanismo a la ciudadanía, una responsabilidad que, en cambio, es enteramente del partido que lleva gobernando en Rivas más de 30 años". 

Sin embargo, la realidad de Rivas es algo trágica. La sanidad sufre la precarización, el patrimonio natural está en riesgo y el sistema educativo no da abasto ante tanta demanda. Además, hay problemas sociales como la Cañada Real o la emergencia de las casas de apuestas, en las que el Ayuntamiento quiere pararse a trabajar en antes de seguir creciendo en población y viviendas.

En una columna en Público, el propio alcalde de Rivas Vaciamadrid se lamentaba de las carencias de la zona: "Siendo honestos, y eso es lo que cualquier persona que gobierna debe hacer con las personas a las que representa, en estos momentos es muy posible que si una familia llega hoy a vivir a Rivas no pueda encontrar plaza escolar. Crecemos a un ritmo muy desacompasado, y cuanto más aumenta la población, más colapsan servicios básicos como la educación o la sanidad". 

El conflicto entre el Ayuntamiento de Rivas y Jarama viene de lejos. El pasado julio, el Pleno de Rivas aprobaba la suspensión cautelar de licencias de construcción en la zona de el Cristo de Rivas, donde esta empresa quería levantar un gran número de viviendas. El objetivo de esta moratoria, según detallaba la concejala de Urbanismo y recogía la web Rivas Ciudad, era el de "modificar el planteamiento para redistribuir sus usos e intensidades"

Más noticias