Público
Público

Las restricciones por la pandemia hacen caer casi un 11% los abortos en 2020

Cuatro comunidades autónomas no han notificado ningún aborto en un centro sanitario público a lo largo de 2020: Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia.

Participantes en la concentración convocada por la Comisión 8M de Madrid, en la que se pide un acceso al aborto “libre, gratuito y para todas”. REUTERS/Susana Vera
Participantes en la concentración convocada por la Comisión 8M de Madrid, en la que se pide un acceso al aborto “libre, gratuito y para todas”. Susana Vera / REUTERS

 El número de abortos en España durante 2020 descendió un 10,97% respecto al año anterior debido a las restricciones por la pandemia, llegando a registrarse un total de 88.269 Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) según un Los últimos datos del Ministerio de Sanidad. Hace más de once años desde que el aborto está reconocido por la ley española como un derecho de las mujeres, aun así siguen existiendo trabas durante el proceso, que han aumentado desde que comenzó la pandemia causada por el Covid. 

Según los datos del Registro Estatal de Interrupciones Voluntarias del Embarazo publicado este martes, la tasa de IVE en 2020 fue de 10,30 por cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años con un total de 88.269 abortos, frente a los 11,53 de 2019.

Silvia Aldavert, coordinadora de la Asociación de Planificación Familiar de Catalunya y Balears, subraya que la disminución, superior al 10%, de los abortos es "una bajada que no se había visto antes" y asegura que ha tenido que ver con la dificultad de acceso al servicio durante la pandemia y además "es una bajada que no se había visto antes".

La disminución de los abortos superior al 10% es "una bajada que no se había visto antes", subraya Silvia Aldavert

Aldavert comparte con Público que "el hecho de que las mujeres no tuvieran la opción de hacer la primera visita telemática, como si ocurrió en Catalunya, ha complicado aun más la situación". Las mujeres están obligadas a recoger de manera presencial un sobre con información sobre la interrupción del embarazo antes del procedimiento, tras lo cual deben guardar tres días de reflexión. Excepto en Catalunya, Galicia y Andalucía, ese requisito se mantuvo durante la pandemia. Esto según la coordinadora de la Asociación de Planificación Familiar "conllevo más desplazamientos y más riesgos". 

Silvia Aldavert considera que la disminución de los abortos durante la pandemia estaba relacionada con la saturación de los servicios sanitarios y la dificultad de acceso a estos y afirma que "si las mujeres no han acudido a los servicios oficiales a interrumpir su embarazo, lo más probable es que hubiera algunas que abortaran de manera no oficial, y estas interrupciones no se registran"

El ministerio de Sanidad achaca este descenso a la "situación excepcional" causada por la pandemia y apunta que la caída se ha producido en todas las comunidades autónomas y en todos los grupos de edad. Las mujeres que quisiesen interrumpir su embarazo de manera voluntaria antes de la crisis del coronavirus tenían que hacer entre tres y cuatro desplazamientos. 

Cuatro comunidades autónomas (Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia) no han notificado ningún aborto en un centro sanitario público a lo largo de 2020.

Por otro lado, las 88.269 interrupciones incluidas en el Registro Estatal en 2020 fueron realizadas en un total de 207 centros autorizados, siendo el 84,51% de los mismos centros derivados (concertados o no) y el 15,49%, centros públicos.

El Ministerio de Sanidad ha asegurado que entre sus prioridades se encuentra seguir impulsando la Estrategia de Salud Sexual y reproductiva en un trabajo conjunto con las comunidades y ciudades autónomas y las sociedades científicas y asociaciones. Esta Estrategia incluye la prevención de embarazos no deseados y la promoción de la planificación familiar, así como el acompañamiento de las mujeres durante el proceso de interrupción en caso de darse.

El informe asegura que "el Departamento que dirige la ministra Carolina Darias tiene el firme propósito de seguir garantizado el derecho de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo en la sanidad pública, mejorando el acceso de esta prestación en el Sistema Nacional de Salud, al tiempo que valora el trabajo que desarrollan todas y todos los profesionales sanitarios dentro y fuera del Sistema a favor de la salud y la seguridad de las mujeres."

Más del 45% de las mujeres que abortaron eran madres

El 64,41% de las mujeres que decidieron poner fin a su embarazo en 2020 no habían abortado anteriormente, mientras que el 23,14% de ellas ya había tenido un aborto voluntario. Más de la mitad de las mujeres (el 52,32%) eran trabajadoras por cuenta ajena, un 23,22 % no tenían empleo y un 11,35% estaban estudiando. Un 45,82% tenían ya uno o dos hijos, mientras que el 45,62% no tenía ninguno.

El 66,21% de las mujeres que abortaron en 2020 tenía estudios de ESO, Bachillerato o ciclos de FP equivalentes

Entre las mujeres con hijos que abortaron en 2020, un 25,44% vivían con su pareja y un 8,91% solas. Por su parte, entre las que no tenían hijos, un 20% vivía con sus padres u otros familiares, un 13,89% en pareja y un 8,47 solas. Sobre el nivel de estudios, el 66,21% tenía estudios de ESO, Bachillerato o ciclos de FP equivalentes.

El quirúrgico fue el método más empleado para la interrupción del embarazo (76%), frente al farmacológico (20,8%). En cuanto a la nacionalidad de las mujeres, la mayoría de ellas (el 65,8%) eran españolas. Un 13,92% procedía de algún país de América del Sur, un 6,46% de algún país de la Unión Europea, un 5,21% de América Central y Caribe y un 4,99% de África

Más noticias