Público
Público

Rey del cachopo El taxista que llevó al Rey del Cachopo: "La maleta pesaba una barbaridad"

El testigo ha relatado que Cesar Román le dijo que "era representante y que iba por España" y que "su mujer había decidido cambiar de barrio, no de casa". 

César Román, más conocido como el 'rey del cachopo', en una imagen de archivo.
César Román, más conocido como el 'rey del cachopo', en una imagen de archivo.

El taxista que condujo a César Román, el Rey del Cachopo, el 5 de agosto de 2018 de Vallecas a un local del distrito madrileño de Usera con un gran maleta ha destacado que "pesaba una barbaridad" y que tuvo que pedirle al acusado que le echara una mano para meterla en el vehículo.

Lo ha dicho en la cuarta sesión del juicio contra Román, para el que la Fiscalía pide 15 años y cinco meses de cárcel por el homicidio de Heidi Paz en agosto de 2018 y profanación de cadáver.

El testigo ha relatado que llevaba "una maleta grande oscura" y que tuvo que pedirle ayuda para meterla en el maletero porque aquello "pesaba una barbaridad, pesaba de 50 a 60 kilos". Le han mostrado maleta y ha dicho que era parecida. "Yo llevo maletas y no pesan tanto a no ser que vayan llenas de libros y no son maletas tan grandes", ha añadido el taxista, por lo que le preguntó si llevaba libros, a lo que Román respondió que no, "que estaba haciendo una mudanza".

Tras ello, el acusado se sentó delante junto al taxista y le dijo que "era representante y que iba por España" y que "su mujer había decidido cambiar de barrio, no de casa". "Me resultó llamativo el hombre", ha agregado. El taxista ha negado que Román estuviera nervioso, sino que al contrario iba "tranquilo y sereno", aunque "hablaba mucho y era un poco prepotente, se creía superior al resto".

Le recogió en una calle del distrito de Vallecas y le dejó junto a las puertas de un garaje de una calle estrecha cerca de la Avenida de Andalucía en la que había grandes portones de naves industriales. "Le baje la maleta y me fui", ha agregado el testigo. Sí que ha querido dejar claro, tras ser interrogado por la defensa, que Román no levantó la maleta solo, "la levantó conmigo" y aunque no sabe cómo la sacaría de casa ha precisado que Román no es un hombre débil. "Es pequeño pero se le ve fuerte".

También ha declarado una mujer de nacionalidad china que regentaba un local en Vallecas, situado en la calle donde se subió Román al taxi, que ha dicho que le había visto de paso alguna vez pero nunca con maletas, lo que contradice su declaración en instrucción cuando sí que hizo referencia a la misma

Más noticias