Público
Público

Saboya Los Saboya planean una 'reina' de Italia

Hasta la actualidad, la familia "real" trasalpina sólo había conocido herederos. El nuevo cambio propiciado por Víctor Manuel de Saboya, sin embargo, actualizará las "leyes dinásticas" a la "normativa europea". La abolición de la ley sálica dentro de la dinastía de los Saboya ha hecho creer, sin embargo, que en el futuro podría haber una "monarca" italiana.

Filiberto de Saboya y Clotilde Courau. REUTERS
Filiberto de Saboya y su esposa Clotilde Courau. REUTERS

Había una época en la que en Italia había reyes. No obstante aquella época parece muy lejana, ya que concluyó al finalizar la Segunda Guerra Mundial; en los últimos días la monarquía transalpina ha sido noticia en los medios de comunicación debido a un cambio histórico de gran calado para la propia familia "real" italiana. Aunque, al contrario que en España, en Italia no hay controversias acerca de cuál es la mejor forma de Estado; una importante decisión de la dinastía de los Saboya ha hecho creer erróneamente, a algunos, que en el futuro podría haber una reina de Italia.

"En una sociedad que quiere reconocer la igualdad de género, es anacrónico pensar que entre Saboya todavía se discriminaran las mujeres". Con estas palabras, el príncipe Manuel Filiberto de Saboya, muy conocido en Italia por haber participado en muchos programas televisivos, –fue el ganador de la edición transalpina de Mira quién baila en 2009– anunció el "adiós a la ley sálica" por parte de los Saboya,creando cierta confusión en el país con forma de bota.

Victoria de Saboya (Ginebra, Suiza, 2003) es la primogénita de Manuel Filiberto y la futura heredera de la casa real italiana. Tal como informan los principales medios de comunicación transalpinos, Victoria de Saboya, de 16 años – quien tiene también una hermana, Luisa de Saboya, deseosa de estudiar en una academia militar italiana–, ha crecido entre Suiza, Francia, Italia y Mónaco y actualmente vive y estudia en París.

No todos han estado de acuerdo en la cancelación de la ley sálica,haciendo hincapié en que el  actual "rey", Víctor Manuel de Saboya, no tenía la potestad para hacerlo

"La novedad", ha asegurado su padre a algunos medios del país como el conocido Corriere della Sera, "le ha sorprendido mucho", aunque "ha recibido muchos mensajes de apoyo en su cuenta de Instagram por parte de chicos y chicas jóvenes, como ella". Se prevé que su próxima aparición pública como futura heredera tenga lugar a mediados de marzo. La nieta del actual "rey" de Italia, Víctor Manuel de Saboya, ya ha recibido por parte de su abuelo los títulos de "Alteza Real" y "Princesa Real". Su padre, Manuel Filiberto, asegura que tiene una"estrecha relación con el rey de España, Felipe VI", entre otras cosas porque "Leonor y Sofía son casi coetáneas de Victoria y Luisa".

No todos han estado de acuerdo en la cancelación de la ley sálica,haciendo hincapié en que el actual "rey", Víctor Manuel de Saboya, no tenía la potestad para hacerlo. Tras un comunicado emitido por la Casa de los Senadores del Reino, una suerte de consejo real, se explica que Víctor Manuel es el "sucesor al trono" y aunque "no haya abrogado la ley sálica", la ha "adecuado en base al Tratado de Lisboa de 2009, que impone a los países de la UE la igualdad de género y por tanto la paridad de derechos entre el hombre y la mujer". Conclusión: Víctor Manuel ha adaptado las "leyes dinásticas" de los Saboya a la "normativa europea".

Hasta la actualidad, la dinastía de los Saboya sólo había conocido una sucesión masculina. En los últimos dos siglos, por ejemplo, los herederos han sidoVíctor Manuel II (1820-1878), Umberto I (1844-1900), Víctor Manuel III (1869-1947), Umberto II (1904-1983), Víctor Manuel de Saboya (1937) y Manuel Filibertode Saboya (1972). Desde el anuncio de este último, todo cambiará por primera vez en un milenio, con Victoria de Saboya.

Esta norma discriminatoria hacia las mujeres fue aplicada durante siglos, aunque a menudo muchas casas reales nombraron reinas por doquier

La primera vez que se aplicó la ley sálica en Europa fue en el año 495 con Clodoveo, el rey de los Francos. Dicha norma discriminatoria hacia las mujeres fue aplicada durante siglos, pero no siempre, a menudo muchas casas reales nombraron reinas por doquier. Igualmente, la ley sálica ha sido una cuestión de primer orden en muchas dinastías de Europa en las últimas décadas y han tenido que proceder a ciertas actualizaciones. Suecia tuvo que hacer modificaciones en 1980, Holanda en 1983, Noruega en 1990, Bélgica en 1991, Dinamarca en 2009 y Luxemburgo en 2011. El Reino Unido de Isabel II también tuvo que aportar ciertas modificaciones en 2015 para equiparar los derechos de las mujeres al de los hombres.

La cuestión acerca de la sucesión dinástica de los Saboya en favor de una mujer, por primera vez en un milenio, ha provocado cierta polémica e interés en elpaís con forma de bota, como si realmente Victoria de Saboya pudiera convertirse en monarca del país: "¿Podrá algún día Victoria Cristina Adelaida María de Saboya convertirse en reina de Italia?", se preguntaba hace unos días el conocido periódico italiano La Repubblica: "La respuesta no es difícil. No. Simplemente porque el Reino de Italia no existe, se extinguió con un referéndum en 1946. Italia es una república y no hay mucho más que añadir".

En el titular de la noticia La Repubblica habló de una "guerra surrealista" para la sucesión a "un trono que no existe". La disputa "dinástica" de los Saboya, por obvias razones, no implica ninguna controversia en la actual forma de Estado italiana: "Puede sonar anacrónico también hablar de sucesión al trono en una República, pero los Saboya existen todavía y quieren renovarse", opina el Corriere della Sera.

La historia nobiliaria de los Saboya es milenaria y una de las más longevas de Europa, pero el momento más determinante para la familia real transalpina será cuando el célebre rey Víctor Manuel II se convertirá en el primer monarca de Italia en 1861, tras el proceso de unificación de la Península Italiana conocido históricamente como el Risorgimento. El momento más crítico, sin embargo, tuvo lugar durante los años 30, cuando Benito Mussolini ejercerá de facto una dictadura totalitaria aun manteniendo, formalmente, el rey Víctor Manuel III –tatarabuelo de Victoria– como jefe del Estado.

La debilidad de los Saboya para frenar al duque y la promulgación de las Leyes Raciales (1938) en contra de los judíos poco antes de Segunda Guerra Mundial fue, para muchos, el principio del fin de la familia real transalpina. Umberto II,conocido también como "el rey de mayo" por su breve reinado en 1946, se marchará de Italia junto a su hijo, Víctor Manuel de Saboya ese mismo año, siendo así el último rey de Italia. Emanuele Filiberto nacerá en Ginebra en 1972, al igual que su primogénita Victoria de Saboya en 2003.

Italia dejará de ser una monarquía en 1946, momento en el que los transalpinos votarán en el referéndum "monarquía-república"

Italia dejará de ser una monarquía en 1946, momento en el que los transalpinos votarán en el referéndum "monarquía-república" que determinará la forma de Estado del país tras el final de la Segunda Guerra Mundial. El 2 de junio de ese año –actualmente dicha fecha es fiesta nacional en Italia– los italianos, y por primera vez también las mujeres, votaron a favor del sistema republicano por 12,1 millones de votos, frente a los 10,6 a favor de la monarquía. El primero tendrá más peso en el Norte y la segunda en el Sur. Dicho evento pasará a la historia en las páginas de la prensa del país: "Ha nacido la República Italiana" titulará finalmente el Corriere della Sera. Una chica joven posará con la célebre portada del Corriere convirtiendo dicha fotografía en la imagen símbolo de toda una época.

Tras la Constitución de la República Italiana, promulgada en 1948, "no se reconocerán los títulos nobiliarios" y, además: "Los miembros y los descendientes dela Casa de Saboya no podrán ser electores y no podrán ocupar cargos públicos ni puestos electivos [...]. Los bienes existentes en el territorio nacional de los ex reyes de la Casa de Saboya, de sus consortes y de sus descendientes varones serán incautados por el Estado. Serán nulas las transferencias y las constituciones de derechos reales sobre dichos bienes que hayan tenido lugar con posterioridad al 2 de junio de 1946". Una de las disposiciones más polémicas durante décadas, sin embargo, fue la prohibición de la "entrada y permanencia" en Italia de los Saboya, algo que luego se modificó en el año 2002 mediante una reforma constitucional.