Público
Público

Seis de cada diez noticias sobre musulmanes son islamófobas

El Observatorio de la Islamofobia en los Medios ha presentado un primer informe en el que se analiza en profundidad el tratamiento de los contenidos relacionados con el Islam y la comunidad musulmana de seis grandes medios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La islamofòbia afecta amb més duresa les dones.

En pleno ascenso del discurso xenófobo en Europa, el Observatorio de la Islamofobia en los Medios ha presentado en la Casa Árabe los resultados de su primer informe, en el que se analizan los artículos publicados por seis grandes medios en España. El fin es descubrir hasta qué punto las informaciones y opiniones reflejadas en estos medios son islamófobas y contribuyen a una construcción distorsionada y estereotipada sobre Islam y los musulmanes y musulmanas.

Durante el año 2017 se examinaron más de 1.600 artículos sobre la comunidad y la religión musulmana. El 60% de los artículos publicados en los medios de comunicación, y analizados en el estudio, se concluye, tiene connotaciones islamófobas. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe elaborado por el observatorio, dirigido por la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe y el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed).

El 60% de los artículos que se han estudiado tiene connotaciones islamófobas

Lurdes Vidal, directora del Área de Mundo Árabe y Mediterráneo del IEMed y codirectora del informe, abre la presentación asumiendo que “existe islamofobia en los medios de comunicación” y lamenta que ésta sea “mucho más visible y contrastable de lo que podían imaginar antes de empezar este trabajo”.

Un semáforo contra la islamofobia

En el estudio se analizaron los contenidos publicados en la página web de seis diarios: El País, El Mundo, La Razón, La Vanguardia, Eldiario.es y 20 Minutos. Para mostrar gráficamente, qué contenidos son o no islamófobos, se recurrió a un código de semáforo —con los colores rojo (indiscutiblemente islamófobo), amarillo (no es explícitamente islamófobo, pero favorece una interpretación en ese sentido) y verde (ausencia de islamofobia)— en el que se clasifican los artículos, en función de unos factores previamente definidos, y se establece el mayor o menor grado de ideas estereotipadas, discriminatorias o negativas en sus contenidos.

Karim Hauser, coordinador de Política Internacional de la Casa Árabe de Madrid explica durante la presentación de los resultados del informe cómo “la esfera pública suele moldear nuestras opiniones y suele reducir al otro a estereotipos”. En los últimos datos arrojados por el barómetro del CIS, la inmigración es uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos, tras el paro, la corrupción y el fraude, las dificultades económicas y la política en general.

Según el barómetro del CIS, la inmigración es uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos

Por esta razón, el Observatorio de la Islamofobia en los Medios defiende que es necesario crear planes estratégicos que ayuden a combatir y prevenir el sinsentido del discurso del odio y la discriminación, más cuando estos provienen de los principales creadores de opinión pública y pueden fomentar el fanatismo y los delitos de odio. Según los informes de la Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia, en España han aumentado en un aproximado 1200% los episodios islamófobos, pasando de un total de 49, en 2014, a 546, en 2017.

Los titulares y las imágenes sensacionalistas, junto con historias en las que estereotipos racistas pesan sobre el islam y los musulmanes, o incluso un uso incorrecto del lenguaje, sirven para destacar los abusos más reiterados sobre dichas personas en los medios de comunicación. La estigmatización, las calumnias, la explotación de los miedos y la falsificación de la información; el peso de la opinión en artículos divulgativos con alto contenido islamófobo; o la incitación a la discriminación y a la violencia de campañas políticas y propagandísticas son las responsables de los mayores actos de intolerancia constatados en el informe.

El uso de la opinión como instrumento racista

En términos generales, se resuelve que los artículos de opinión tienden a ser más islamófobos que los de información. Los autores de las columnas de opinión tienden a mostrar un mayor número de contenidos de naturaleza racista e islamófoba. Un 72% de las piezas de opinión analizadas contenía tintes islamófobos.  También encontramos estos problemas a la hora de elaborar contenidos informativos, pero en menor medida: en el 25% de los contenidos informativos analizados se encontraba una islamofobia manifiesta.

Las conclusiones del estudio encuentran la raíz de esta mala praxis en la precarización de la profesión y la falta de especialización, vivida con los recortes en las redacciones y medios de todo el país en los últimos años. Este contexto de ejercicio de la profesión reduce las posibilidades de llevar a cabo un trabajo altamente contrastado y, por ende, más veraz.

De las 1.659 noticias analizadas, 1.150 tienen como tema principal el terrorismo

La dependencia informativa que tienen los medios de las agencias dificulta que desarrollen una agenda propia en la que se incluyan noticias alternativas. El 90% de las informaciones que se recogen en el informe relacionan el islam con elementos negativos. Por ejemplo, de las 1.659 noticias analizadas, 1.150 tienen como tema principal el terrorismo.

Aurora Ali, portavoz de la Asociación Musulmana por los Derechos Humanos, denuncia en la exposición cómo se está enmarcando sistemáticamente el islam con el terrorismo. Tras esta asociación, parece inevitable asumir que la mayor parte noticiable sobre islam en España tiene que ver con el terrorismo, lo que impide una representación real de la situación actual.

Prejuicios en la representación de la mujer musulmana

Otra de las cuestiones más reseñables del estudio es la islamofobia de género. Los estereotipos y prejuicios tienen un mayor peso cuando se habla de la representación que se hace de las mujeres musulmanas en la prensa española. El 65% de los artículos analizados sobre las musulmanas o el velo -burka, niqabn chador, al-amira, hiyab o shayla- son islamófobos. 

Más noticias en Política y Sociedad