Público
Público

Ministerio de Universidades Subirats estima que la ley de universidades saldrá en 2023 y desconoce si participará en la mesa de diálogo con Catalunya

El nuevo ministro de Universidades considera "una buena noticia" la existencia de la mesa de diálogo con Catalunya y calcula que para el primer semestre de 2023 la LOSU tendrá luz verde. 

El ministro de Universidades, Joan Subirats, durante una rueda de prensa.
El ministro de Universidades, Joan Subirats, durante una rueda de prensa. Europa Press/E. Parra.

En palabras del recién nombrado ministro de Universidades, Joan Subirats, el Ministerio tiene la previsión de sacar adelante la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) "el primer semestre" de 2023, el proyecto principal y por ahora joya de la corona de la cartera que hasta hace unas semanas regía Manuel Castells

"Necesito tiempo para calibrar y valorar", ha asegurado el ministro en un encuentro informativo con los medios de comunicación. Aunque Subirats es prudente y cauto con el calendario, quiere tramitar la ley de Universidades "de una manera más tranquila sin perder la vista de los plazos", asegura. 

Subirats quiere trabajar sobre la ley para añadir cuestiones si se antojasen necesarias, aunque ha señalado que parte de lo ya construido durante los dos años de Castells al frente, que dimitió, según se dijo, por problemas de salud.

La ley de universidades, según el propio anteproyecto de ley, al que tuvo acceso Público, reconoce que "la universidad del S.XXI no puede replegarse en una torre de marfil, sino que tiene que profundizar su inserción en el tejido productivo y social". Con esa meta emergía esta nueva ley que aspira a mejorar en espacios para la igualdad o conseguir una estructura de profesorado más estable y mejor pagada. 

Su presencia en la mesa de diálogo con Catalunya

Cuando se configuró la mesa de diálogo con Catalunya, el Gobierno contaba con la presencia de Manuel Castells en ella, por lo que ahora es una incógnita si Subirats, afín a Ada Colau y exteniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, sustituirá aquí el puesto del ministro saliente.

"No está clara mi presencia en la mesa de diálogo. Tendremos que ver cómo acaba configurándose, pero es una buena noticia que exista", ha asegurado el ministro, que espera saber próximamente si está incluido en estas conversaciones entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el de Pere Aragonés, nacida con la intención de encontrar consensos tras la ruptura total durante el procès.

"No soy yo el que decide si estaré allí", ha asegurado Subirats sobre su presencia, aunque tampoco ha dejado claro si solicitará su presencia o si tiene interés especial en participar. 

Más noticias