Público
Público

Los talibanes suspenden la educación mixta superior en Herat

La decisión fue alcanzada después de una reunión de tres horas entre talibanes, educadores, y responsables de las universidades privadas de la provincia de Herat, en el oeste del país, que acoge a unos 40.000 estudiantes.

Mujer afgana llorando. Foto de archivo.
Mujer afgana llorando. Foto de archivo. Money Sharma / AFP

Los talibanes han ordenado, en uno de sus primeros edictos religiosos tras completar la semana pasada la reconquista de Afganistán, la suspensión de la educación conjunta para hombres y mujeres en las universidades e institutos de la provincia de Herat, en el oeste del país.

Los talibanes declararon que no existe justificación alguna para continuar con la educación mixta

La decisión fue alcanzada después de una reunión de tres horas entre talibanes, educadores, y responsables de las universidades privadas de la provincia, que acoge a unos 40.000 estudiantes y unas 2.000 instalaciones de educación superior. Tras el encuentro, los talibanes declararon que no existía solución alternativa alguna ni justificación para proseguir con la educación mixta, por lo que era necesario poner fin a esa práctica, según han informado fuentes próximas a la reunión a Khaama Press.

Los responsables educativos de Herat intentaron argumentar que las universidades e institutos del Gobierno estaban capacitados para gestionar una educación separada solo en el aspecto teórico porque les resultaba imposible construir clases separadas para hombres y mujeres.

El responsable principal de los talibanes en la reunión, el jefe del "Departamento de Educación" del Emirato Islámico de Afganistán, el mulá Farid, descartó cualquier opción y reiteró que la educación mixta debería terminar al tratarse de la raíz de los males de la sociedad, le cita el medio.

El mulá Farid sugirió que los talibanes estarían dispuestos a admitir que las jóvenes reciban educación de "profesoras virtuosas" y de "varones ancianos", pero no hizo mención alguna a los aspectos logísticos de la decisión. En respuesta, los profesores de Herat han avisado que este edicto privará a miles de mujeres de recibir una educación superior.

Tras la victoria de los talibanes las mujeres vuelven a la misma posición miserable que tuvieron hasta la invasión occidental en 2001. Los derechos de las mujeres vuelven a estar en entredicho, como cuando los talibanes gobernaron a partir de 1996. Las mujeres de más de ocho años de edad tenían prohibido acudir a las escuelas y hasta esa edad solamente podían leer el Corán, recuerda en público el periodista Eugenio García Gascón.

Más noticias