Público
Público

Test rápidos  Reino Unido compró dos millones de test rápidos fallidos a China

Un laboratorio de la Universidad de Oxford confirmó que las pruebas, de un valor de 20 millones de dólares, no eran fiables para comercializarlas y ponerlas al servicio de la sociedad.

Imagen de un sanitario con un test rápido. EFE
Imagen de un sanitario con un test rápido. EFE

público

La desesperada búsqueda por conseguir material para hacer frente al coronavirus, ha provocado que los países se arriesguen cada vez más a recibir material defectuoso. España ya devolvió 58.000 test fallidos, seguida de Holanda, Bélgica, Turquía, Repúblia Checa, Ucrania o Alemania. Ahora le ha llegado el turno a Reino Unido. 

Según adelanta la Cadena SER, el país ha dado a conocer que los dos millones de test rápidos comprados el pasado mes de marzo por el Gobierno británico, por 20 millones de dólares, no funcionan. Las pruebas estarían disponibles en farmacias en apenas dos semanas, como si se tratara de una "prueba de embarazo", pero el Gobierno británico decidió no sacarlas a la venta por su falta de éxito

Aunque el primer ministro, Boris Johnson, aspiraba a que pudiera "cambiar totalmente el juego", un laboratorio de la Universidad de Oxford confirmó que los test no eran fiables para comercializarlos y ponerlos al servicio de la sociedad. 

Las compañías chinas culpan a los funcionarios y políticos británicos por exagerar la utilidad de las pruebas

Las dos compañías chinas que ofrecen las pruebas de anticuerpos, AllTest Biotech y Wondfo Biotech, dijeron que sus productos cumplían con los estándares de salud, seguridad y medio ambiente establecidos por la Unión Europea, informa The New York Times. Además, culpan a los funcionarios políticos británicos de exagerar la utilidad de las pruebas.

El país, que lleva ya 13.729 fallecidos por coronavirus y 103.093 casos, ha visto ralentizado su plan de acción contra la pandemia ante sus esperanzas truncadas con los test de diagnóstico rápido que no funcionaban. 

En la carrera por frenar el virus, el ministro británico de Asuntos Exteriores, el conservador Dominic Raab, anunció este jueves que el confinamiento obligatorio se extenderá durante, al menos, tres semanas más en todo Reino Unido para tratar de frenar la propagación del coronavirus.

Más noticias