Público
Público

Benzú Un total de 155 migrantes saltan la valla de Ceuta en la primera incursión en un año

El suceso se salda con 16 atendidos por cortes y heridas leves, además de 11 guardias civiles que han recibido asistencia sanitaria por "contusiones en brazos, manos y piernas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la imagen, tres de un total de 153 migrantes, entran en Ceuta saltando su doble valla en la primera incursión en grupo en un año / EUROPA PRESS

Un total de 155 personas han accedido a Ceuta a primera hora de la mañana de este viernes en el primer intento de salto en grupo de la frontera terrestre desde hace un año, según han informado fuentes relacionadas con la asistencia a estos migrantes. Además, han precisado que "tienen aspecto de ser muy jóvenes". 

El salto, en el que participaron unas 200 personas, se ha producido hacia las 7,20 horas en el espigón marítimo fronterizo de Benzú, donde termina el doble vallado de 8,2 kilómetros de longitud en su extremo norte y donde el Ministerio del Interior ejecutó obras a principios de 2018 para intentar impermeabilizarlo. 

El suceso se ha saldado con 16 migrantes atendidos por heridas leves y uno ha sido evacuado hasta el Hospital Universitario con un esguince de tobillo. Fuentes de la Dirección General del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) han confirmado, además, que 11 agentes han resultado heridos esta mañana durante el suceso, siendo todos trasladados hasta la clínica Septem.

El parte médico emitido por la citada clínica ha certificado que los 11 agentes han sido atendidos de heridas de carácter leve, por contusiones en brazos, piernas y manos, aunque también se ha resaltado que uno de los agentes también ha sido atendido por una abrasión en los ojos, al parecer tras recibir en la cara algún tipo de líquido abrasivo.  En el mismo parte médico se destaca que todos los agentes han sido dados de alta. 

Un total de 153 migrantes, entran en Ceuta saltando su doble valla en la primera incursión en grupo en un año / EUROPA PRESS

En el grupo no se encuentra ninguna mujer y aunque podría haber menores de 18 años, esto lo deberán corroborar las pruebas de determinación de edad que se les practiquen en el marco de la instrucción de los expedientes sobre su situación administrativa en España. 

El último salto en grupo de la frontera de Ceuta se registró el 22 de agosto de 2018. Un total de 116 personas accedieron a la ciudad, pero todos salvo tres menores de edad fueron devueltos al día siguiente a Marruecos aplicando un Tratado de Readmisión de 1992. 

Desde la Delegación del Gobierno también se ha indicado que con la entrada de estos nuevos inmigrantes la ocupación máxima del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) vuelve a verse superada, ya que hasta la fecha se encontraba algo por debajo de las 512 plazas oficiales que tiene, y ahora se situará por encima de las 620 plazas, aunque también han destacado que, de momento, no se necesitará la instalación de tiendas de campaña del ejército como en otras ocasiones. 

Ocho personas han sido devueltas a Marruecos

Las autoridades españolas han bajado de la valla que separa Marruecos de Ceuta por la parte de Benzú a ocho migrantes que desde esta mañana a las 7.20 horas resistían en lo más alto tras el salto. 

Uno de los de 153 migrantes, levanta los brazo a su entrada en Ceuta / EUROPA PRESS

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta han indicado que tras permanecer algo más de dos horas en lo más alto del vallado se ha aplicado el protocolo de devolución a todos ellos. 

Mientras estos migrantes estaban en lo más alto de la valla, tanto las autoridades marroquíes como las españolas permanecían atentos y controlando cualquier tipo de movimiento que pudieran realizar los migrantes, incluso varias unidades marítimas se encontraban por la zona con el fin de actuar rápido en el caso de que alguno de los migrantes encaramados pudiera caer al mar. 

Se ha contado con una especie de grúa para ir bajando uno a uno a cada migrante encaramado en lo más alto de la valla fronteriza y a medida que tocaban suelo español, las autoridades marroquíes los recogían y los llevaban de nuevo hasta la zona marroquí. 

Más noticias en Política y Sociedad