Público
Público

La Verneda y La Pau estrenarán 40 viviendas de alquiler asequible

Arranca la construcción de la promoción de obra pública en la calle de Lola Iturbe Arizcuren. Se prevé que el proyecto, dotado de 4,99 millones de euros, finalice en 2024.

2023 - Simulación de como será la promoción de la calle Lola Iturbe de Barcelona.
Simulación de como será la promoción de la calle Lola Iturbe de Barcelona. Ajuntament de Barcelona

Contenido patrocinado

Los últimos años parece algo inalcanzable para las personas en riesgo de exclusión social. Aun así, la ciudadanía tiene derecho a una vivienda digna, un objetivo en el que el Ajuntament de Barcelona trabaja desde hace tiempo. Este 2023, el consistorio se ha propuesto dotar al barrio de La Verneda y La Pau de más vivienda pública, por lo que ha dado luz verde a las obras de construcción de un nuevo edificio cuyo acceso principal se ubicará en la calle de Lola Iturbe Arizcuren. Se trata de un proyecto dotado de 4,99 millones de euros y que se prevé que se complete durante el primer trimestre de 2024.

Diseño innovador y sostenible

El nuevo edificio, cuya fachada principal tendrá orientación a la calle de José Garrido Gámez, cuenta con un diseño innovador y sostenible que se materializará en cada una de las ocho plantas en las que se divide, cada una dotada de cinco viviendas. Un diseño a su vez que se corresponde a la propuesta ganadora de los arquitectos Vicente Guallart Furió y Daniel Ibáñez Moreno, junto con la constructora ACSA Obras e Infraestructuras, SAU.

En la cubierta se instalará un invernadero solar de autoproducción alimentaria con 45 paneles fotovoltaicos

Otro elemento que llama la atención de esta promoción de vivienda de alquiler social es la cubierta verde con la que cuenta, en la que se instalará un invernadero solar de autoproducción alimentaria con 45 paneles fotovoltaicos y los equipos de aerotermia de las viviendas, además de macetas para plantar árboles pequeños.

Métodos de construcción industrializada

La promoción de alquiler asequible de la calle Lola Iturbe Arizcuren es uno de los seis edificios industrializados resueltos en dos concursos públicos cuyo diseño persigue un doble objetivo: reducir el impacto ambiental y acortar los plazos de construcción. Así, a través de métodos constructivos innovadores, el edificio constará de una estructura de madera en forma de forjados de CLT -siglas de Cross Laminated Timber, una tecnología que usa paneles de madera contralaminada- y una estructura vertical con paredes de carga también de CLT.

Una nueva forma de edificar, siguiendo métodos de construcción industrializada, que sigue la estela de otros proyectos realizados recientemente en la ciudad condal como son los alojamientos de proximidad provisionales (APROP), en las Glòries, que ya suman dos edificios con más de 60 pisos.

Más noticias