Público
Público

Violencia de género El juzgado archiva la denuncia de la mujer a la que el juez llamó "bicho" e "hija de puta"

La jueza que sustituyó al juez Derqui no ve indicios de amenazas ni coacciones en las declaraciones y acciones del exmarido de María Sanjuan, pero le concede a ella la custodia de los hijos y a él un régimen de visitas restringido.

Fotograma del vídeo en el que el juez se burla con la fiscala y letrada de la víctima de violencia machista - La Cadena SER

Público

El Juzgado de violencia sobre la mujer número 7 de Madrid ha archivado la denuncia por malos tratos presentada por la modelo María SanJuan, a quien el juez Francisco Martínez Derqui, tirular de ese juzgado, la insultó llamándola "bicho" e "hija de puta" durante una charla justo después de una vista por una demanda de divorcio. El juez hacía estas afirmaciones delante de la fiscal y la letrada de la administración de justicia, que le reían los comentarios en un vídeo publicado por la Cadena SER.

Por estos comentarios el juez Derqui fue recusado por Sanjuan y el Consejo General del Poder Judicial inició una investigación sobre los hechos, que hasta el momento no ha concluido en ninguna medida.

Ahora, tal como avanza la Cadena Ser, la jueza Inmaculada López Candela, del mismo juzgado especializado que se hizo cargo del caso, ha decidido el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa al no considerar que existan delitos de amenazas ni de coacciones en este caso, que la policía llegó a considerar como de riesgo extremo para la denunciante. 

La decisión de la jueza contrasta también con el auto que había dictado la titular del juzgado número 3 de violencia de género, que vio indicios de amenazas, coacciones, acoso y hostigamiento en el caso, por lo que concedió a Sanjuan una una orden de protección tras la segunda denuncia por maltrato por parte de Sanjuan, en consonancia con la valoración policial del riesgo.

Ahora, la jueza López Candela, entiende que no se puede considerar una amenaza que Josué Reyzábal le dijese a María Sanjuan “prepárate que tengo una sorpresa para ti y para tu padre, que siga el entierro”. 

Tampoco entiende la jueza, tal como explica la Cadena Ser, que constituya un delito de coacción el hecho de que el exmarido de Sanjuan contratara y metiera en la casa a vigilantes jurados para controlar a su exmujer con la excusa de evitar una hipotética denuncia falsa, ni que le quitase el coche o la tarjeta bancaria y la dejase sin dinero, ni que en los momentos de tensión se encerrase en una habitación con uno de los niños. La magistrada entiende que estos comportamientos son, a lo sumo, un ilícito civil o merecedores de reproche ético y social, pero no penal.

A pesar de no ver delitos en la actuaciones de Josué Reyzábal, la jueza decide conceder la custodia de los hijos menores a María Sanjuan, negándosela al padre, y conceder a éste un régimen de visitas restringido. También decreta que la madre y los hijos hagan uso del domicilio familiar.

Por su parte, cuatro meses después de que María Sanjuan denunciara al juez Derqui ante el Consejo General del Poder Judicial por falta de imparcialidad y posible delito de prevaricación, la investigación de esta institución no ha concluido y el juez sigue impartiendo justicia en el mismo juzgado sobre violencia contra la mujer.

Más noticias de Política y Sociedad