No será para tanto que vayamos a pagar 5.500 millones de rescate de las autopistas ya que no sale en NINGUNA portada

Publicado el 13 de diciembre del 2016

Un tuit me golpea esta mañana en la cara con la misma intensidad que el tortazo al caranchoa

Cebrián dice que el periodismo está en horas bajas. Él lo dice por otros motivos, claro, pero tiene toda la maldita razón

Portada de 'El País'

Portada de 'El País'

El 'ABC', como 'El País' ha preferido tirar por algo que ni siquiera es un anuncio en firme. De momento solo humo

Portada de 'ABC'

Portada de 'ABC'

El Mundo está muy preocupado por el tema soberanista y los delincuentes de la CUP que queman fotos de nuestro querido rey

Portada de 'El Mundo'

Portada de 'El Mundo'

'La Razón' prefiere que los suyos piensen que en el PP tienen mogollón de democracia interna

Portada de 'La Razón'

Portada de 'La Razón'

En fin: el Gobierno anuncia que rescatará a las autopistas en quiebra y los medios de comunicación no dicen ni mu en sus portadas. No me gusta ser malpensado, así que os ofrezco las dos opciones posibles ante tal acontecimiento:

1.- Los medios no quieren que se sepa qué ha pasado con este tema que huele a podrido y rezuma especulación

2.- No tiene importancia. Es un asunto menor. ¡A otra cosa caranchoas!

Ya hemos hablado otras veces de la capacidad de manipulación que tienen los medios de comunicación a la hora de jerarquizar las noticias que tratan de narrar la realidad que vivimos. En este caso concreto es curioso ver como el Gobierno no duda en salvar el culo a las empresas privadas asumiendo una deuda multimillonaria y se muestra tan tibio a la hora de dotar recursos para evitar la pobreza energética. Una deuda, la de las autopistas, que tendremos que asumir los ciudadanos. Los medios de comunicación del establishment prefieren mirar hacia otro lado.

Las comparaciones son odiosas

De esta forma, presenciamos de nuevo el soberbio truco del capitalismo salvaje

Es decir: privatizan los beneficios, colectivizan las pérdidas. Aplauso fuerte. Lo han vuelto a hacer.

Todo el mundo sabe a estas alturas, gracias a los medios, que nacionalizar empresas es de radicales venezolanos y comunistas peligrosos

Lo peor de todo es que los políticos y los medios del establishment han conseguido hacer creer que privatizar una empresa que da beneficios como Telefónica sería de comunistas radicales y nacionalizar una empresa en bancarrota es de buen gestor. De nuevo, aplauso. Para culminar el despropósito, recordar que el Gobierno del PP nos ha vuelto a mentir en la cara

Que siga rodando

Ale, ahora vas y lo cascas

Más de Tremending