El turismo de masas conlleva más problemas que beneficios allá donde se produce. Existen formas de minimizar sus riesgos, con una gestión adecuada que permita combinar la protección y calidad de vida de un lugar y de sus gentes, con los visitantes que acuden a conocerlo.

De tal forma, mientras hay sitios en los que ya se han tomado medidas para evitar que mueran de éxito, y en otros están estudiando las mejores opciones, todavía existen algunos en los que las autoridades miran para otro lado al tiempo que las grandes fortunas, tanto particulares como empresariales, acaparan destinos en los que poco importa el estado de conservación del litoral y las poblaciones autóctonas. Así las cosas, os presentamos diez lugares en peligro por el turismo de masas.

1Venecia

Fuente: Pixabay

Cuando una ciudad que no llega a los 60.000 habitantes recibe cada año alrededor de treinta millones de turistas es lógico que salten las alarmas. Este incremento de visitantes en Venecia ha sido inversamente proporcional al abandono de sus habitantes. El comercio local fue muriendo al tiempo que crecían los restaurantes, hoteles, tiendas de recuerdos hechos en China y el número de grandes cruceros.

En 2012, se estrenó el documental El síndrome de Venecia, de Andreas Pichler, en el que se muestran los efectos del turismo de masas sobre la ciudad italiana. Su título se ha adaptado comúnmente para referirse a todos los lugares que están padeciendo estas mismas circunstancias.

11 Comentarios

  1. Bali ya ha colapsado: urbanismo devorador, voracidad de los locales, contaminación galopante, destrucción de valores, saneamiento nulo, corrupción institucionalizada, ya no es un paraiso, es indudablemente un infierno que se va a abandonar para seguir prostituyendo otros sitios vírgenes

  2. Extraordinaria Nota. Ojalá los gobiernos entiendan que el turismo es un recurso que hay que cuidar y dosificarlo en algunos casos. Quizá, una solución sería imponer un horario estricto de visitas y programarlas de tal manera que los visitantes agenden sus calendarios en base al cupo programado.
    Saludos

  3. Vivo en Moraira, costa Blanca Alicantina, era un auténtico vergel verde, árboles adultos por doquier, una paz y tranquilidad maravillosa, de unos años a esta parte se están talando cientos de árboles , construyendo villas y mas villas de lujo para turistas pudientes, da pena, esto es extensible a Javea, Calpe, Altea etc. Mientras tanto hordas de turistas sedientos de sol y de mar llegan sin parar. Fotografían hasta las alcantarillas, andan y andan sin nada mas que hacer. El agua se agota, los agricultores se quedan sin cosechas por falta de agua pero las piscinas, a miles siguen llenas con agua transparente y limpia para ser utilizadas un par de semanas al año. Esto es demencial.

    • Totalmente de acuerdo contigo palabra por palabra, pasa en tod la costa Española tanto peninsular como las Islas. En un país donde el agua es un recurso tan limitado como en España y cada vez más por el cambio climático. Esto se debe regular

  4. Mallorca, ya está muerta. Menorca moribunda, Eivissa putrefacta. Pero no importa, la caja esta tintineando y los poderes fácticos y los económicos; bien gracias. Las poblaciones con la bisagra estomacal engrasada a la fuerza, pues por lo visto TODOS SOMOS COPARTICIPES….
    Con casi 13 millones de turistas… (La mayoría de alpargata y borrachera….)
    https://ultimahora.es/noticias/local/2017/01/12/241630/baleares-recibio-millones-turistas-extranjeros-2016.html

  5. Las costas catalanas también sufren esta invasión. Como dice Pedro Lasa, «turistas de alpargata y borrachera» (aunque la alpargata es un calzado muy noble 😉 ) y con muy mala educación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.