Besos y abrazos de las familias para recibir a los expatriados de Wuhan

  • Agencia Atlas
Abrazos y muchos besos para recibir a quienes han estado 14 días sin contacto alguno. Por fin pueden traspasar el cristal que les ha separado durante tantos días de tensión y angustia. El cariño, el contacto físico, es la única receta que les han prescrito en el hospital, ya que no corren ningún riesgo porque siempre han estado sanos, libres del coronavirus. Ahora, tras su claustrofóbico encierro, necesitan encontrar fuera todo el amparo que se han dado unos a otros. -Redacción-

Vídeos de Sociedad