Publicado: 19.06.2011 18:14 |Actualizado: 19.06.2011 18:14

El 19-J inunda Madrid de un ambiente festivo y pacífico

Las seis columnas que han partido desde diferentes puntos de la capital convergen en Neptuno en una multitudinaria protesta contra las políticas de recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Seis columnas compuestas de miles de personas han recorrido Madrid y han inundado la capital de un ambiente festivo y pacífico. (Así lo estamos narrando en directo).

Las marchas del 19-J se han agrupado en la plaza de Neptuno, en los aledaños del Congreso de los Diputados, para protestar contra el pacto del euro , los políticos y el sistema financiero, señalados como culpables de la crisis.

Según los datos de la empresa Lynce, dedicada a contabilizar asistentes a manifestaciones, cerca de 40.000 personas han asistido a la jornada de protestas convocada por las Asambleas de Trabajadores de Pueblos y Barrios de Madrid con el apoyo del movimiento 15-M y Democracia Real Ya.

Las marchas, a las que han asistido personas de todas las edades, incluidos jubilados y familias con bebés, han discurrido bajo un intenso calor. El compromiso contra la violencia ha estado presente desde el principio. Las redes sociales y las distintas páginas web en torno al Movimiento del 15-M estaban llenas de apelaciones a evitar la violencia e incluso daban consejos para evitar a posibles provocadores.

La primera columna de la marcha anticrisis partió a las nueve de la mañana de la zona suroeste de Madrid, desde el Metro de Leganés. La segunda ha sido la columna "noreste", que lo ha hecho a las nueve y media desde el Parque de Santa María del barrio de Hortaleza de Madrid, encabezada por una pancarta con el lema: "Contra la privatización de los servicios públicos. Vecinos de Hortaleza en Lucha".

El compromiso contra la violencia ha estado presente desde el principio

La columna "sureste", ha salido de Getafe a las diez de la mañana y avanza hacia Neptuno tras atravesar el barrio de Villaverde de Madrid y Legazpi. A esa misma hora ha arrancado la "norte", que tras salir de Plaza de Castilla se dirigía a buena marcha hasta Neptuno, llegando a Nuevos Ministerios poco antes del mediodía.

La columna "este" comenzó su andadura a las 10:30 desde el Metro de Villa de Vallecas con tambores y con pancartas en las que se podía leer: "nuestra indiferencia les hace fuertes. Despierta indignado"; "¿izquierda o derecha? Este país está envejecido. Busquemos una alternativa" y "los violentos que conozco llevan placa, dirigen bancos u ocupan escaños".

A su vez, se podían escuchar consignas como "lo llaman democracia y no lo es"; "el pueblo unido jamás será vencido"; "la patronal, nos quiere esclavizar"; "manos arriba esto es un contrato" o "Zapatero, lacayo de los banqueros". Por último, la marcha denominada "Oeste" comenzó en el Templo de Debot a las once de la mañana para dirigirse por la calle Bailén a Neptuno.

Los manifestantes han ido a paso ligero y han conseguido que se cumplieran los horarios previstos, han coreado gritos como "No seas violento", "Violencia es cobrar 500 euros" o "Lo que sí es violencia es no llegar a fin de mes". Todos insistían en que sólo se representaban a sí mismos y rechazaban cualquier color político y sindical, manteniendo el carácter independiente que tiene su origen en el espíritu de la acampada de Sol.

Los manifestantes insistían en que sólo se representaban a sí mismos 

El ambiente festivo ha ido tomando un cariz más reivindicativo al ir convergiendo en Neptuno. Allí se ha leído un manifiesto, con el que se ha dado por concluida la marcha, en el que se ha aludido a la convocatoria de una huelga general y a la revolución.

Los organizadores han velado durante los recorridos de las seis columnas por la buena marcha de la manifestación, acompañados por cien efectivos de Samur-Protección Civil para asistirles. La Delegación del Gobierno en Madrid ha coordinado un numeroso dispositivo policial, integrado por cientos de agentes, que se han desplegado desde primera hora de la mañana por diferentes zonas de Madrid, especialmente en las cercanías del Congreso, y según han informado fuentes policiales, el dispositivo de seguridad, compuesto por Policía Nacional y Municipal, ha incluido unidades terrestres y medios aéreos.