Público
Público

83-76. El Blancos de Rueda, muy concentrado, doblega al Cajasol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un Blancos de Rueda Valladolid muy enchufado en todas las facetas del juego, sobre todo en las tareas defensivas ha doblegado a un Cajasol de Sevilla que fue de más a menos (83-76).

El conjunto sevillano comandado por el técnico Joan Plaza demostró en los primeros compases de juego por qué es uno de los equipos más en forma del campeonato, con seis victorias en los últimos siete encuentros disputados.

Con Triguero inapelable en la pintura y con Calloway y Savanovic inspirados desde el perímetro, el Cajasol empezó a mandar en el electrónico. Los lanzamientos les resultaban demasiado francos y fáciles.

Los hombres de Porfirio Fisac se atascaban en la elaboración, excesivamente precipitada, y tuvieron que modificar la defensa tras un tiempo muerto. Con una zona 2-3, el Blancos de Rueda intentó frenar la impetuosidad del bloque visitante que a falta de tres minutos para el final del primer cuarto ganaba por siete puntos de ventaja (9-16).

En cierta medida, consiguió parar la capacidad anotadora del Cajasol e igualar la contienda a la conclusión de este primer cuarto (18-18) gracias al acierto bajo aro de Barnes, y sendos triples de Chase y Baez.

La intensidad defensiva de los pupilos de Plaza palidecía, mientras que en ataque se mostraban demasiado erráticos. De esto, y de un juego más pausado e inteligente, se servía el Blancos de Rueda para mandar en el marcador por primera vez en el partido al inicio del segundo cuarto.

Savanovic era el único que, por momentos, mantenía el tipo, y conseguía deshacerse del poder intimidatorio del pívot Barnes bajo el aro. Ellis también tiró del carro con un triple espectacular que, ipso facto, fue respondido por dos de similar factura transformados por García y Chase ante el regocijo del público vallisoletano, que veía como su equipo estiraba su ventaja hasta los seis puntos (38-31).

Tan sólo restaban dos minutos para el descanso y el poder anotador del Blancos de Rueda estaba apabullando al Cajasol, merced al tino de Grunfeld, al despliegue de Barnes en la defensa mixta, y a la tremenda efectividad de Chase desde la línea de 6,25. Los lunares; el escaso porcentaje de acierto en los tiros libres (57 por ciento) y las pérdidas de balón.

Al tiempo de asueto, la diferencia entre uno y otro se mantenía en los seis puntos (42-36) y la sensación que latía en Pisuerga era que en el Cajasol cundía una ligera desesperación en lo que a la faceta ofensiva se refiere.

Tras la reanudación, el conjunto visitante seguía adoleciendo esa escasez de ideas en ataque, en parte gracias a la presencia casi fantasmal de Triguero, aunque sobrevivía y se mantenía con opciones de adjudicarse el choque gracias a los triples anotados por el base Calloway.

Pero un descomunal Van Lacke, con diez puntos en siete minutos, apoyado en la intensidad defensiva de Eulís Baez, contribuyó a alcanzar la máxima ventaja del Blancos de Rueda (56-47). Antes de encarar el último y definitivo cuarto, el marcador registraba un resultado 58-51.

Al principio de éste, Savanovic volvió a tomar las riendas del Cajasol, pero Grunfeld, García y Chase se apuntaron al festival de los triples. Entonces, los diez puntos de diferencia (71-61) entre uno y otro cuando quedaban cinco minutos para el final obligaron a Joan Plaza a pedir un tiempo muerto para hallar la fórmula con la que desarbolar la enchufada defensa local.

Con una presión asfixiante evitaron que el Blancos de Rueda durmiese el partido y redujeron la diferencia hasta los cinco puntos a falta de un minuto, pero el equipo vallisoletano supo administrar su renta hasta obtener su cuarto triunfo de la temporada.

Ficha técnica:

83 - Blancos de Rueda Valladolid (18+24+16+25): Van Lacke (16), Chase (16), López (-), Battle (6), Baez (10) -quinteto inicial-, Grunfeld (15), Barnes (10), Puyada (-), García (10) y Baldo (-).

76 - Cajasol (18+18+15+25): Ellis (17), Calloway (16), Kirksay (11), Triguero (7), Savanovic (13) -quinteto inicial-, Miso (11), Rey (1) y Ager (-).

Árbitros: Hierrezuelo, Jiménez y Rial. No hubo jugadores eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la undécima jornada de la Liga ACB disputado en el polideportivo Pisuerga de Valladolid ante unos 5.800 espectadores. El ex jugador del CB Valladolid y actual director de Márketing del Cajasol, Chus Llano, recibió la insignia de plata del club vallisoletano en los prolegómenos del choque.