Público
Público

La asociación de restauradores de Compostela es contraria al comercio ilegal de vieiras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación provincial de empresarios de restauración y hospedaje de Santiago de Compostela se mostró hoy contraria al comercio ilegal de vieiras, por el que han sido detenidos en las últimas horas al menos diez personas, entre ellas la prestigiosa cocinera gallega Toñi Vicente.

Al menos una decena de personas, entre ellas mariscadores e intermediarios, han sido arrestadas en una amplia operación en Galicia contra el comercio ilegal de vieiras, susceptibles de estar contaminadas con una toxina que puede producir pérdida de memoria.

En un comunicado, la citada asociación se muestra "tajantamente contraria a cualquier práctica ilícita que atente o que mínimamente ponga en peligro la salud o vulnere las normas sanitarias".

Precisa que los restaurantes que integran esa asociación son objeto de "constantes y rigurosos controles sanitarios por las administraciones y por la misma asociación" para "garantizar la calidad de los productos que se consumen".

Respecto a la cocinera Vicente, la asociación destaca "tanto su amplia trayectoria profesional como su reconocido prestigio conseguido a los largo de años, que se refleja en los diversos reconocimientos públicos a su profesión de restauradora".

Vicente compareció hoy ante el Juzgado número 3 de Ferrol, que instruye el sumario contra la presunta red de comercialización de vieiras sin control sanitario.

En Galicia sólo hay una empresa autorizada al tratamiento de vieiras para su comercialización, que extrae el hepatopáncreas del bivalvo, una víscera que acumula las toxinas, según la Consellería de Pesca.

Asimismo, está prohibida la comercialización sin tratamiento específico de vieiras debido a la presencia de la toxina ASP, aunque periódicamente las autoridades de incautan de amplias partidas que se extraen furtivamente, especialmente en la ría de Ferrol, y se venden ilegalmente.

La investigación iniciada hace un par de meses en Galicia desembocó en el arresto en las últimas horas de más de un decena de personas, principalmente mariscadores furtivos, intermediarios y propietarios de restaurantes, que se dedicaban a vender ilegalmente vieiras sin ser sometidas al proceso de evisceración.

El profesor Joaquín Garrido, director del Instituto de investigación de análisis alimentario de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) indicó a Efe que en Galicia hay "una prohibición genérica de extracción y comercialización por la presencia de toxinas por encima de niveles que no son permisibles" de toxinas, especialmente de la ASP, que pueden producir "transtornos de los procesos cognitivos y pérdida de memoria" ente los consumidores.

Indicó que "los efectos siempre están en función de la dosis de consumo y del grado de resistencia de la persona", pero señaló que los expertos advierten que cuanto mayor sea el consumo mayor es el riesgo.

"La única zona abierta a la extracción" en Galicia está en Cambados, aunque requiere que esos moluscos sean sometidos a la extirpación del hepatopáncreas ante el temor a la presencia de diversas toxinas, precisó.

Garrido indicó que este caso debería incitar a los consumidores a reflexionar, particularmente ante "los productos que salen de circuitos de comercialización, que pueden ser muy exóticos, pero comporta riesgos".