Público
Público

Ataque contra la OTAN y la embajada de EEUU en Kabul

Un comando ataca la Embajada de EEUU mientras varios suicidas se inmolan en Kabul

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En una nueva demostración de fuerza, los talibanes convirtieron ayer Kabul en un escenario de caos y terror, con varios ataques casi simultáneos contra diversos objetivos de la ciudad. Siete personas, de las que tres eran policías, murieron; otras 19 resultaron heridas.

A primera hora de la tarde de ayer, un comando talibán formado por más de una docena de asaltantes armados hasta los dientes se atrincheraba en un edificio en construcción de 12 plantas, situado en la bulliciosa calle Chari Abdul Haq. El edificio les sirvió sólo de parapeto para lanzar su ataque contra sus auténticos objetivos: las cercanas Embajada de Estados Unidos y la base norteamericana Camp Eagle.

Siete personas, de las que tres eran policías, han muerto en los ataques

Pertrechados con fusiles de asalto, lanzagranadas y chalecos explosivos, empezaron entonces a disparar. Varias granadas antitanque estallaron en la avenida Wazir Akbar Khan, destrozando cristales y derribando árboles, en medio del pánico de la población que trataba de ponerse a salvo, mientras las balas silbaban sobre sus cabezas. La onda expansiva de una de las granadas explosivas alcanzó de lleno un autobús repleto de colegiales. Dos de ellos resultaron heridos.

'Esto es una locura', resumía a este diario Mohammad Azizi, un afgano que, con el teléfono pegado a la oreja, trataba de tranquilizar a sus padres mientras prometía ir a buscar a su hermano, que trabaja en una oficina junto a la legación norteamericana.

Las balas silbaban sobre las cabezas de los transeúntes que trataban de huir

Las Fuerzas de Seguridad afganas, asistidas por tropas de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF), trataban de repeler a tiros la agresión de los talibanes. La Policía afgana mató al menos a dos de los cuatro terroristas que se hallaban en el inmueble.

Francotiradores norteamericanos, parapetados en Camp Eagle, disparaban también contra el esqueleto de hormigón. Dos helicópteros afganos barrieron después con ráfagas de disparos el edificio planta por planta. Pero ni así consiguieron reducir a los atacantes, que seguían disparando.

Mientras los combates proseguían, otros talibanes atacaban otras zonas de Kabul.

Un portavoz talibán se ha atribuido los atentados en un mensaje de texto

'Un suicida se ha inmolado en la rotonda Dehmazang junto a la sede de la Policía de Fronteras. Otro ha accionado su chaleco explosivo delante de una escuela de Secundaria y otro más cerca del aeropuerto', explicó a Reuters Jamshid Totakhil, jefe de la Dirección de Investigación de la Policía de Kabul. Otro portavoz policial, Hashmatullah Stanakzai, aseguró que la de ayer ha sido 'la primera vez que todas las barriadas de Kabul eran objeto de ataques'.

'Mi hermano me ha llamado y me ha dicho que los talibanes estaban enfrente de casa disparando en todas direcciones. He hablado con él y me ha dicho que', relataba Nisar Ahmad a Público cuando un nuevo intercambio de disparos le obligó a tirarse al suelo. 'Nosotros estamos acostumbrados a esto. Estamos todos los días igual', se despide mientras recibe una nueva llamada de su hermano para comunicarle que está bien.

Un portavoz talibán, Zabiullah Mujahid, no tardó en atribuirse la responsabilidad del ataque en un mensaje de texto, afirmando que los insurgentes se habían propuesto atacar la Embajada, una base de la OTAN y los edificios del Gobierno afgano.