Público
Público

"Los británicos somos los mejores europeos"

Secretario de Estado para Europa de Reino Unido. Cree que el Tratado de Lisboa agilizará la ampliación de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Chris Bryant recuerda en un español impecable los meses vividos en Perú y Argentina y sus viajes posteriores como secretario de Estado para Latinoamérica. Este político galés, de 47 años, asegura poder 'cantar todas las canciones de protesta latinoamericanas y tocarlas con una guitarra'. Admite además seguir muy vinculado al continente suramericano aunque, desde hace un mes, está al frente de la Secretaría de Estado para Europa de Reino Unido.

Cuando el laborismo llegó al poder, prometió acercar Reino Unido a Europa. ¿Cree que lo ha conseguido?

Sí. Creo que la visión que tenía Tony Blair ha sido una visión abierta. Sobre el crecimiento de la UE, fue Tony Blair el que tuvo más clara la necesidad de incorporar a países del este como Polonia y Hungría. Aunque muchos españoles creen que los británicos somos los peores europeístas, 17 millones de británicos van a España cada año, tres a Grecia, otros tantos a Francia e Italia. Cuando entraron los diez nuevos Estados miembros nosotros dejamos que vinieran todos a trabajar a Reino Unido. España no, Francia no. Somos los mejores europeos. Si cambiamos de Gobierno, no sé.

Si Cameron vence las elecciones, como vaticinan las encuestas, ¿cómo cambiará la postura británica sobre Europa?

Cameron no va a llegar al poder. Punto final. Primero, porque tiene que ganar unos 135 escaños más para tener mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes. También porque creo que los británicos están mirándole y pensando: ¿qué hay allí dentro? Dijo hace dos años que habría un referéndum sobre el Tratado de Lisboa si llegaba al poder y hace diez días decidió que no. Le encanta hacer promesas, pero la gente empieza a preguntarse si son promesas vacías.

Pero en Bruselas intentan hacer todo lo posible para evitar que Cameron agüe la fiesta. Están acelerando, por ejemplo, la formación del servicio exterior.

No creo que eso sea cierto. Por ejemplo, aún no tenemos Alto Representante y su cargo tiene que ser aprobado no sólo por la Comisión, sino también por el Parlamento Europeo. Quizás tendremos una Comisión en febrero, quizás en marzo. Y desde entonces serán otros dos meses.

Gran parte de la sociedad británica y la oposición pedían un referéndum sobre el Tratado de Lisboa. ¿Por qué no se ha hecho?

En Inglaterra nunca hemos usado referéndums para ratificar los tratados. La excepción es el que tuvimos sobre Europa en 1975 y lo ganamos fácilmente, hasta Margaret Tatcher estaba a favor. El problema que tiene Cameron es que su partido está muy dividido sobre Europa y está entre la espada y la pared. Si toma una postura demasiado fuerte contra Europa tendrá problemas por no cumplir lo prometido. Por el otro, si no parece muy fuerte y patriota, tendrá problemas con su aliado, el Partido de la Independencia de Reino Unido.

Dado el euroescepticismo británico y las múltiples excepciones a la UE, como el euro, Schengen o la Carta Social, ¿los europeos continentales entenderían que la Presidencia de la UE caiga en manos británicas?

Y nosotros apoyamos a Turquía, pero Francia no. ¿Quién es el más europeísta entonces? Para los intereses de todos los europeos, lo mejor es que tengamos una UE eficaz en el mundo global. Que tenga una voz alta y unida en sus relaciones internacionales, sobre derechos humanos, en asuntos difíciles como Irán o Rusia...

Pero Blair no logró que Europa hablase con una única voz durante la guerra de Irak, al contrario, la llevó a una de sus peores fracturas.

Sí, pero si quieres al Equipo A para dirigir Europa, este tendrá enemigos. Si quieres un equipo flojo, no tendrá enemigos, pero tampoco amigos. Imagino que queremos alguien que llame por teléfono al presidente de EEUU y le conteste, también al de Rusia, al de China. Si tenemos un equipo flojo, habremos cambiado todo el Tratado para nada.

Los nuevos cargos no serán elegidos en las urnas. ¿Esto les restará legitimidad?

Bueno, no somos los Estados Unidos de Europa ni vamos a serlo. Tenemos sistemas políticos distintos y tendremos siempre un sistema intergubernamental.

La nueva estructura del Tratado de Lisboa, ¿acelera la inclusión de nuevos miembros?

Sí, la UE tiene que seguir ampliándose.

¿Hasta dónde?

Los primeros dos serán Islandia y Croacia. Para nosotros sería muy importante que entrase Turquía. Si después de 30 años diciéndoles que si incorporaban a la mujer a la educación, si sacaban al Ejército del Gobierno, etc, podrían entrar en la Unión, ahora no les podemos cerrar la puerta. Turquía es importante económicamente y también porque quita el monopolio energético a Rusia.

Respecto a ese monopolio energético ruso, ¿qué está haciendo la UE para evitar una nueva guerra del gas?

La UE no ha jugado un papel muy energético. Rusia quiere hablar bilateralmente con todos los países de Europa y sería mejor si Europa hablase de tú a tú con Rusia, pero para eso necesitas al Equipo A.

¿Cuáles serán los mayores desafíos de la Presidencia española de la UE?

Primero, poner en marcha el Tratado de Lisboa. También retos internacionales como Irán, Oriente Medio, Rusia y Afganistán. Además, si en Copenhague no sale un tratado vinculante sobre medioambiente deberemos continuar buscándolo.

España y Reino Unido han condenado el golpe de Estado en Honduras. ¿Por qué ha fracasado la presión internacional para devolver el poder a Zelaya?

Se ha intentado, casi lo logramos, pero al final no. Las elecciones son este mes pero nosotros hemos dicho muy abiertamente que si Zelaya no regresa al poder no son elecciones legítimas.

La UE negocia un acuerdo de libre comercio con Colombia. ¿Saldrá adelante si continúan las violaciones de derechos humanos?

El problema de derechos humanos en Colombia es terrible. Hay muchos muertos y desplazados. No se puede ganar la guerra contra el narcotráfico si mueren todos. Es importante incluir una cláusula fuerte de derechos humanos y asegurarse de que se cumple.