Público
Público

Brown y Sarkozy forman un frente común frente a los excesos bancarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown, han aparcado sus desavenencias a la hora de repartirse puestos en la Comisión Europea para formar un frente común a favor de una reforma del sector financiero y en contra de los excesos bancarios.

En un artículo conjunto en The Wall Street Journal, ambos estadistas afirman hoy que "sencillamente no es aceptable" que cuando se producen las crisis, sean los contribuyentes quienes pagan los platos rotos mientras que cuando se recupera la economía se beneficien únicamente los accionistas y empleados de los bancos.

Los dos dirigentes europeos consideran "prioritario" aplicar un impuesto extraordinario a las primas bancarias "dado que las primas correspondientes al año 2009 se han elevado gracias al apoyo gubernamental al sistema bancario"

Según Brown y Sarkozy, en la crisis "hemos descubierto que una red global enorme y opaca, basada en productos complejos, cálculos a corto plazo y remuneraciones con demasiada frecuencia excesivas, ha creado riesgos que muy poca gente entendía".

Los dos políticos señalan que "una mejor regulación y supervisión son la forma de reducir a largo plazo el riesgo para los accionistas".

"Por lo que respecta a la regulación, la Unión Europea ha adoptado un conjunto de reglas muy completas para el servicio financiero destinada a evitar la repetición de la crisis", escriben Brown y Sarkozy.

Y señalan en concreto "el control requerido sobre las agencias de calificación de riesgo, mayores exigencias de capital para los productos complejos como la 'securitización', y el fortalecimiento de los mecanismos de garantías de depósitos".

Brown y Sarkozy hacen hincapié en la "necesidad urgente de un nuevo pacto entre los bancos de alcance global y la sociedad a la que sirven" y abogan por una "regulación apropiada" que garantice que el sector financiero "opera en condiciones de igualdad de oportunidades a nivel global".

"Unos mercados financieros europeos, abiertos y competitivos son esenciales para el crecimiento (económico) global, escriben Brown y Sarkozy, quienes añaden: "Reconocemos la importancia que tiene para Europa asegurar que tenemos servicios financieros competitivos a nivel global, así como la de desarrollar centros financieros de primera como Londres y París".

Sarkozy y Brown se reúnen hoy en Bruselas antes de la cumbre de la Unión Europea para discutir tanto las medidas contra el cambio climático como la recuperación de las economías europeas tras la crisis.

Los dos gobernantes han estado enfrentados últimamente por el reparto de puestos en Bruselas, y así Sarkozy calificó declaraciones recientes al diario francés Le Monde a los británicos como "los grandes perdedores" en alusión al hecho de que un francés, Michel Barnier, hubiese sido nombrado comisario europeo de Mercado Interior, encargado de supervisar la reforma bancaria.