Público
Público

La CE aboga por Londres como centro financiero pero en un mercado único

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El comisario europeo del Mercado Interior, Michel Barnier, abogó hoy por mantener la posición de Londres como centro financiero europeo pero con "fundamentos más sólidos" y dentro de un mercado único.

En declaraciones al programa "Today" de Radio 4 de la BBC, Barnier explicó que ese planteamiento responde simplemente a la aplicación de los acuerdos del G20 (grupo de principales economías desarrolladas y emergentes) de los que el Reino Unido es signatario.

"Quiero que la "City" (distrito financiero en la capital británica), que es el principal mercado financiero de Europa, se mantenga y sea apoyado. Lo será si tiene fundamentos más sanos y seguros, como los que ha requerido el G20", declaró el comisario.

"Lo que hago es claramente aplicar la agenda del G20, que el Reino Unido ha firmado. Creo que hay incentivos financieros y es interesante tener fundamentos más saludables y seguros y sería más competitivo", añadió.

Parte de las iniciativas del G20 para abordar la crisis es la creación de "un mercado financiero único en los 27 países" de la Unión Europea (UE).

Preguntado sobre si el mercado único puede sobrevivir al margen de la evolución del euro, Barnier dijo que esa estructura "puede funcionar mejor desde el punto de vista de la movilidad, exportaciones, innovación y riesgo nacional".

Si bien reconoció que ese mercado interno europeo se ve afectado por la crisis -iniciada en Estados Unidos y acentuada por la de deuda en la zona euro, dijo-, aseguró que "tiene capacidad de crecer".

Barnier insistió en que quería incorporar al Reino Unido en sus planes para aplicar las recomendaciones sobre regulación financiera del G20 y consolidar ese mercado financiero común entre los 27 estados de la UE.

"Soy muy claro en esto: tiene que haber una sola Europa con 27 países. Algunos han decidido moverse más rápido y han adoptado la moneda común", declaró.

"Pero hay un área política y económica única y deseo que se mantenga la unidad de los 27 países con un mercado único", incidió.

Barnier subrayó que no quería "diferentes regulaciones" sino una "mayor coordinación presupuestaria y económica" para los 17 integrantes de la eurozona porque "lo que ocurre en cada país, como el endeudamiento, tiene consecuencias para la moneda única".

"Creo que la moneda única es una cuestión de todos los países europeos, aunque algunos hayan optado por no adoptar el euro. Los que quieran adoptarlo, pueden hacerlo", incitó el comisario.