Público
Público

La CE propone un carné por puntos de pescadores y multas de hasta 300.000 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea (CE) ha propuesto hoy implantar un "carné por puntos" para los pescadores y armonizar las multas por infracciones graves en este sector, para que oscilen entre un mínimo de 5.000 euros y un máximo de 300.000 euros en todos los países de la Unión Europea (UE).

El Ejecutivo comunitario ha presentado un proyecto para reformar "radicalmente" las reglas de inspección y control de la pesca, con medidas como la implantación en 2010 de un sistema de puntos para los infractores, que funcione de forma parecida al que existe para el tráfico por carretera en países como España.

Sin embargo, el régimen que propone Bruselas funcionaría de forma inversa al carné para los conductores españoles, ya que al barco o capitán de la tripulación que incumpla las reglas se le atribuirán puntos que, una vez sumados, pueden suponer una retirada de su licencia pesquera.

El sistema presentado por la CE a los 27 consiste en fijar un número de puntos para infracciones específicas pesqueras y cada vez que un barco las cometa, se le imputarán los tantos y aparecerán en un registro nacional del país del pabellón del navío; también se incluirán las faltas que el navío haya cometido fuera de ese estado.

Bruselas pretende que si un barco acumula un número determinado de puntos en un plazo de tres años, se le quite la licencia de pesca por seis meses; si pasado el período de suspensión vuelve a rebasar los tantos, se le retirará por un año.

Si se produjera una tercera reincidencia, la CE plantea que se le quite el permiso definitivamente.

Por otro lado, la CE ha planteado que no se tengan en cuenta los puntos "pendientes" de un navío infractor, si pasan tres años sin que si vulnere las reglas.

Asimismo, la Comisión ha propuesto hoy armonizar las penalizaciones que los países aplican por infracciones de las reglas pesqueras.

La CE propone situar en 5.000 euros las multas mínimas que se deberán pagar por ilegalidades graves y en 300.000 euros las penalizaciones máximas; plantea que estas sanciones se duplican si el barco reincide en el incumplimiento de la ley.

Estas multas se aplicarían en casos en los que la falta tiene tanto alcance que no puede pagarse relacionándola con el valor de los productos pesqueros conseguidos por el infractor, como Bruselas sugiere para otro tipo de irregularidades.

En este sentido, la CE plantea que otras ilegalidades de menor calibre se castiguen con "al menos el equivalente al valor de las capturas multiplicado por cinco" o "por ocho" si hay reincidencia.

El comisario europeo de Pesca, Joe Borg, ha manifestado que con la propuesta pretende "solucionar los problemas de control de los límites de capturas en la UE, que son el talón de Aquiles" de la política pesquera comunitaria, con un exceso de pesca en el 88% de los recursos.

La CE quiere también dar más poder a sus inspectores, para que tengan las mismas responsabilidades que los de los países y aumentar su propia capacidad de cerrar caladeros cuando se han agotado las cuotas de una pesquería.

La CE ha propuesto reforzar los medios tecnológicos para la inspección y vigilancia de la pesca e implantar los barcos que tengan más de 10 metros de eslora el sistema de navegación por satélite que ahora es obligatorio para los navíos con más de 15 metros.