Público
Público

Chacón niega al Congreso haber pagado rescate alguno para liberar al Alakrana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha negado hoy haber pagado el rescate para liberar el "Alakrana", aunque los detalles del papel de los servicios de inteligencia durante el secuestro del atunero vasco los aportará en febrero el director del CNI, Félix Sanz Roldán, que comparecerá en la Comisión de Control de los Fondos Reservados.

Fuentes parlamentarias así lo han asegurado a Efe al concluir la reunión de la Comisión, en sesión secreta, en la que han comparecido a petición propia los ministros de Defensa, Carme Chacón, Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para dar cuenta del presupuesto que manejan en fondos opacos.

El supuesto pago del rescate para liberar a la tripulación del "Alakrana", que permaneció 47 días en manos de piratas somalíes, y el secuestro de los tres cooperantes catalanes en Mauritania, desde hace casi un mes, han centrado buena parte de las preguntas que los portavoces de la comisión han planteado a los ministros.

De acuerdo con las mismas fuentes, Chacón ha asegurado que tal pago por parte del Gobierno no se ha efectuado y respecto al secuestro de los cooperantes, ha dicho que es una prioridad del Ejecutivo el encontrarles, y para lograrlo se están destinando todos los recursos y medios posibles.

Otros objetivos prioritarios de estos fondos, según han contado los ministros en la comisión, son combatir el terrorismo islámico, tanto de forma preventiva, dentro de España, como en el exterior, y proteger a las tropas españolas en misiones en el extranjero.

Para llevar a cabo esta labor de protección de los soldados, Chacón ha dicho que existen células de inteligencia desplegadas en Afganistán y Líbano.

La reunión, que ha durado aproximadamente una hora, ha tenido básicamente un contenido contable y en ella los titulares de Defensa, Interior y Exteriores -los únicos ministerios que utilizan fondos reservados- han dado explicaciones del nivel de ejecución de las partidas presupuestarias que tienen asignadas para gastos reservados y a qué se están destinando éstas.

En total, los tres departamentos tienen a su disposición unos 25,3 millones de euros -que están prácticamente ya gastados-, de los cuales la mayor parte, el 80 por ciento, los controla el Centro Nacional de Inteligencia, que cuenta con 17,8 millones, más otros 512.000 euros que le asigna Defensa.

Interior dispone de 6,7 millones para operaciones opacas y Exteriores únicamente 300.000 euros, que invierte, en parte, en el trabajo de información que también realizan las embajadas.

Aparte de abordar todas estas cuestiones, los portavoces de la Comisión han acordado que comparezca en ella, a primeros de febrero, el responsable del CNI para explicar cuál fue la intervención de los servicios secretos en el secuestro del atunero vasco, una comparecencia que en su momento solicitaron el PP y CiU.

La Comisión, que está presidida por el propio presidente del Congreso, José Bono, la integran los portavoces de los grupos parlamentarios: José Antonio Alonso (PSOE), Soraya Sáenz de Santamaría (PP), Josep Antoni Duran i Lleida (CiU), Josu Erkoreka (PNV), Gaspar Llamazares (ERC-IU-ICV) y Francisco Jorquera (Mixto).

Como es habitual, la Comisión de Fondos Reservados se ha reunido a puerta cerrada debido a su carácter secreto y, al concluir, ninguno de los ministros ha querido aportar información alguna de lo que dentro se ha tratado, ya que así lo exige la confidencialidad de este tipo de reuniones.