Público
Público

Charlie Sheen ingresa en el hospital tras destrozar una habitación de hotel

Fue hallado borracho, desnudo. La policía encontró a una mujer, "que temía por su vida", encerrada en el armario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor de la famosa serie de televisión Dos hombres y medio, Charlie Sheen, fue ingresado hoy en un hospital de Nueva York después de haber provocado graves daños en su habitación del lujoso hotel Plaza, donde fue encontrado borracho y sin ropa, según la revista Life & Style.

Según fuentes policiales citadas por esa revista y de las que se hace eco la prensa local, el actor fue encontrado por la Policía de Nueva York en la madrugada del martes después de haber provocado graves daños materiales en la habitación, que pueden elevarse a 7.000 dólares (5.000 euros).

La seguridad del hotel Plaza llamó a la Policía después de que la mujer que acompañaba a Sheen les alertase de que el actor estaba alterado porque se había dado cuenta de que había perdido su cartera y su teléfono móvil.

Los agentes encontraron al actor en un estado 'incoherente' y a una mujer encerrada en un armario, 'temiendo por su vida y medio desnuda', afirmaron esas mismas fuentes.

El actor está de vacaciones en la Gran Manzana junto a sus dos hijas y su ex mujer, Denise Richards, alojadas en otra habitación del mismo establecimiento hotelero.

'Sus dos hijas estaban durmiendo en la habitación de al lado y Denise tuvo que irse con los policías y dejar a sus hijas con una niñera. Parecía disgustada', afirmó esa misma fuente a Life & Style. El actor no fue detenido, pero la Policía lo llevó a un hospital de Nueva York para pasar un examen psiquiátrico.

El pasado 2 de agosto el protagonista de 'Dos hombres y medio' fue condenado a pasar 30 días en un centro de rehabilitación y a someterse a 36 de terapia para controlar su temperamento por un delito de violencia doméstica.

El portavoz de la policía Paul Browne dijo que no se habían producido denuncias ni arresto. No se espera la presentación de cargos legales. Sheen fue declarado culpable de agresión el pasado agosto, en relación a una pelea de 2009 con su esposa Brooke Mueller.