Público
Público

Desarticulan una red que robaba todoterrenos y operaba en once provincias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil de Segovia ha desarticulado una red dedicada al robo de vehículos todo terreno que operaba en once provincias españolas, cuya finalidad consistía en desguazar los coches para vender los motores y las piezas a talleres de reparación y empresas de desguaces.

La operación policial se ha saldado con la detención de doce personas y la imputación de otras seis, y la investigación ha determinado que el grupo estaba supuestamente relacionado con la sustracción de 63 vehículos, de los que únicamente se ha conseguido recuperar tres, así como los motores de otros dos todo terreno robados.

La subdelegada del Gobierno en Segovia, María Teresa Rodrigo y el jefe de la comandancia de la Guardia Civil, Juan Miguel Jiménez, han explicado hoy en rueda de prensa las características de la "Operación Arunas", dirigida por la Unidad Orgánica de Policía Judicial con la autorización del Juzgado de Instrucción número 1 de Sepúlveda (Segovia) y que comenzó a desarrollarse el pasado abril.

Rodrigo ha señalado que la operación policial se abrió a raíz de la investigación del robo de siete vehículos todo terreno tipo "pick up" -con una espacio abierto en la parte trasera para carga- en varios pueblos de la provincia, coincidentes con el notable incremento de delitos de similares características en provincias próximas a Segovia como Ávila, Toledo, Madrid y Cuenca.

El trabajo policial llevó inicialmente a la detención en dos ocasiones de un hombre de nacionalidad lituana que conducía vehículos todo terreno que presentaban signos evidentes de haber sido forzados para entrar.

Posteriormente, la Guardia Civil detectó la presencia de un grupo organizado ubicado en el poblado chabolista de Cañada Real Galiana, en Madrid, dirigido por P.G.M., de 35 años, quien presuntamente coordinaba los actos delictivos y la posterior venta de los vehículos.

Conforme a los datos facilitados por la subdelegada del Gobierno, el "modus operandi" de la banda consistía en la localización de vehículos en provincias limítrofes con Madrid para su posterior sustracción y traslado hasta el poblado por personas drogodependientes.

Una vez en el poblado, los vehículos eran conducidos a dos naves industriales situadas en Leganés y Navalcarnero (Madrid) donde eran desguazados para vender las piezas a empresas de desguace en Madrid, Valencia y Oviedo, mientras el traslado de las piezas se realizaba mediante vehículos de alquiler o a través de empresas de paquetería.

La operación ha conseguido esclarecer la supuesta autoría de 63 sustracciones de vehículos en las provincias de Ávila (1), Burgos (1), Cáceres (3), Ciudad Real (3), Cuenca (3), Guadalajara (2), Madrid (18), Segovia (10), Toledo (13), Valladolid (1) y Zaragoza (1).

Además, con la documentación intervenida a la organización, los agentes han esclarecido la venta de 119 motores de vehículos todo terreno.

A los arrestados, en su mayoría vecinos de Madrid, se suma la imputación de seis personas como colaboradores de la red de delincuentes, a la espera de que el Juzgado determine su participación en los delitos de asociación ilícita, sustracción de vehículo, daños y receptación que se les atribuye.

DISPLAY CONNECTORS, SL.