Público
Público

Desarticulan en Segovia una red de atracadores que operaba en 13 provincias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Guardia Civil de Segovia ha desarticulado una red de atracadores de nacionalidad rumana que operaba en trece provincias españolas y que supuestamente cometió 36 robos, principalmente en bares y restaurantes de pueblos y áreas de servicio, en los últimos ocho meses.

Los detalles de la operación policial han sido dados a conocer hoy en conferencia de prensa por el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, acompañado por la subdelegada del Gobierno en Segovia, María Teresa Rodrigo, y el jefe de la comandancia de la Guardia Civil segoviana, teniente coronel Antonio Tocón.

Alejo ha explicado que la "Operación Chimenea" se ha desarrollado de forma conjunta en Huesca, Santander y Vicálvaro (Madrid), localidad esta última en la que ha sido detenido el presunto responsable de la red organizada, V.S., de 20 años.

La investigación comenzó el pasado marzo tras un robo cometido en el restaurante de un área de Servicio en Villacastín (Segovia), en el que tres personas irrumpieron de forma violenta en el establecimiento, amenazaron al empleado con una barra de hierro y se llevaron la recaudación del día, de la máquina tragaperras y del tabaco.

Dos meses después tuvo lugar otro robo de similares características en el mismo establecimiento y a finales de junio se registró otro suceso parecido en un restaurante próximo al anterior, donde los delincuentes actuaron de la misma forma, lo que indujo a los investigadores a trabajar sobre la hipótesis de que fuera una banda organizada.

Alejo ha explicado que los delincuentes tenían su base de operaciones en Vicálvaro (Madrid) desde donde se desplazaban en grupos de cuatro o cinco hasta las provincias donde tenían previsto cometer los delitos.

Los delincuentes entraban de madrugada en bares y restaurantes de pueblos o áreas de servicio para asegurarse de que no había clientes y, mientras la mitad del grupo se quedaba fuera vigilando, la otra mitad entraba en el establecimiento para llevar a cabo el robo.

El teniente coronel Tocón ha precisado que el trabajo policial ha sido "muy difícil", ya que la red de delincuentes "estaba muy jerarquizada y tenía muchísima movilidad, lo que hizo que en ocasiones les perdiéramos la pista".

Ha destacado la colaboración prestada por las comandancias de la Guardia Civil de León, Cantabria y Madrid para la resolución de la operación, así como del Juzgado de Santa María de Nieva (Segovia), que ha facilitado las gestiones judiciales.

Ha sido este fin de semana cuando la operación policial ha concluido con la detención de trece personas, de las cuales tres han sido detenidas en Huesca, dos en Cantabria y las ocho restantes en dicha localidad madrileña.

Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 20 y los 34 años y se les atribuyen al menos 36 robos cometidos en Segovia, Cuenca, Alicante, Valencia, Santander, Granada, Albacete, Valladolid, Burgos, Palencia, Salamanca, Huesca y Girona.

En los registros domiciliarios practicados se han encontrado efectos de gran valor como dos televisores de plasma de 42 pulgadas, diez teléfonos móviles, joyas de oro, dos navegadores GPS y 600 euros en metálico.