Público
Público

La deuda demuestra que el mercado ignora las reformas

El Tesoro adjudica 3.160 millones en letras al tipo de interés más alto desde 1997

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los políticos llevan año y medio largo traduciéndole a los ciudadanos lo que dice el mercado. A España, dijeron, le está pidiendo reformas. Y reformas le dieron. Se abarató el despido, se despenalizó la temporalidad, se reformaron las pensiones, se metió la tijera al gasto. Hasta se ha cambiado la Constitución. ¿Sirvió? Las cifras dicen que desde luego no para evitar el ascenso del coste en impuestos que le va a suponer a este país la deuda a golpe de cada nueva crisis en la zona del euro. Ayer, España emitió letras del Tesoro a las que se exigió una rentabilidad que no se veía desde 1997, cuando no existía la moneda única. Más de un 5% tanto a los títulos a 12 como a 18 meses. Como si fuese un préstamo al consumo de un ciudadano de a pie.

Razones se dan muchas también esta vez, con Francia o Austria tan castigadas como hace meses lo estuvo la periferia, ahora ya rescatada o en zona de peligro. El proyecto de moneda única se tambalea por la falta de acuerdo entre sus líderes, que siguen rezando a las reformas. Y echando la vista atrás se ve que los 135,2 millones de euros en intereses que va a pagar España por las letras a 12 meses que adjudicó ayer (a un interés del 5,2%), habrían sido 89 millones a los tipos que se pagaron justo antes de la reforma de la Constitución (3,4%), 71 millones a los que se exigía antes de la reforma de las pensiones (2,7%), 64 millones al interés que se pedía a este tipo de títulos antes de la reforma laboral de 2010 (2,4%) y 23,5 millones al precio de abril de ese mismo año (0,9%), días antes de que la crisis griega y el miedo al contagio llevasen al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a anunciar un ajuste de 15.000 millones de euros.

La demanda fue casi tres veces superior a la cantidad adjudicada

Con las letras a 18 meses, el Tesoro se comprometió ayer a pagar en intereses 44,5 millones en lugar de los 9,9 millones que se habrían pagado a tipos de abril de 2010.

¿Es una cuestión de confianza? Ayer se pidieron al Tesoro español letras por valor de 8.850 millones de euros, casi tres veces más de lo adjudicado (3.160 millones). Italia esta semana sufrió mucho más para colocar su deuda (se solicitó 1,6 veces lo adjudicado) y a un altísimo precio a pesar de que Mario Monti ya había sustituido a Silvio Berlusconi al frente del Ejecutivo como, de nuevo, pedía el mercado. Según Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets, parte de la explicación a la alta demanda en España está en que son 'intereses muy atractivos' y otra parte en los '300.000 millones que debe refinanciar Italia' en 2012, frente a los 100.000 millones de vencimientos del Tesoro español.

Un inversor privado se hace con 325 millones en títulos del déficit de tarifa

Por otro lado, el Fondo de Amortización de la Deuda Eléctrica (FADE), creado por el Gobierno para titulizar (convertir en títulos negociables) la deuda acumulada con las eléctricas por el llamado déficit de tarifa (diferencia entre ingresos y costes regulados), realizó ayer la primera colocación directa entre inversores privados. Según fuentes del mercado, un inversor se ha hecho con una emisión de unos 325 millones. El Tesoro ni confirma ni desmiente, 'lo lógico', dice, al tratarse de inversores privados. Según las citadas fuentes, las condiciones son similares a las de la última emisión que se colocó mediante subasta, a finales de septiembre, que se saldó con un diferencial de 98 puntos básicos sobre el bono español. También ayer, la agencia de calificación Moody´s rebajó en dos escalones el rating del FADE, hasta A1.