Público
Público

La disputa por los difusores podría eclipsar el inicio de la F-1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una polémica por la legalidad de los coches de tres equipos podría estallar al inicio de la nueva temporada de la Fórmula Uno el próximo fin de semana en Australia, según dijo el sábado Max Mosley, presidente del organismo que gestiona el automovilismo.

El máximo jefe de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) dijo al periódico inglés Daily Telegraph que esperaba que las escuderías protestaran por los difusores traseros que utilizarán los coches de Brawn GP, Toyota y Williams en Melbourne.

"Es un dispositivo inteligente y uno puede tener buenos argumentos para decir que es legal, al igual que para decir que es ilegal. Va a ser difícil", sostuvo Mosley.

"Si hubiéramos tenido más tiempo antes de que se hicieran las objeciones detalladas al sistema, probablemente lo habría dejado en manos del Tribunal de Apelaciones de la FIA antes de Australia. Pero no hay tiempo. Creo que el tema llegará al punto crítico en Australia", agregó.

que utiliza motores del fabricante japonés - también se mostraron veloces.

El reglamento de la Fórmula Uno fue sometido a drásticos cambios esta temporada, especialmente respecto a la aerodinámica de los monoplazas.

Sin embargo, hay aspectos poco claros en las modificaciones y los tres equipos en cuestión fueron acusados de tener difusores demasiado grandes.

Los difusores son elementos vitales diseñados para asegurar que el flujo de aire sea rápido y fluido debajo del coche, incrementando la adherencia al suelo.

El director de Renault, Flavio Briatore, indicó el miércoles que los tres equipos no respetaron las reglas y que estaba considerando presentar una protesta.

Mosley señaló que una posibilidad sería prohibir los difusores a partir del Gran Premio de España, la primera carrera europea de la temporada que tendrá lugar el 10 de mayo en Barcelona.

"Pero allí, los equipos que dicen que es legal dirán '¿Por qué tenemos que hacer eso?' y aquellos que creen que es ilegal dirán '¿Por qué les dimos ventaja durante cuatro carreras?'", planteó el directivo británico.

"Y probablemente lo que sucederá es que (el tema) llegará a los jueces, que tomarán una decisión. Esa decisión seguramente será apelada por cualquiera de las partes que se sienta en desventaja. Y luego irá al Tribunal de Apelaciones y tendrá una sentencia. No será sencillo", indicó.