Público
Público

Los ecologistas denuncian el maltrato de cerdos en Taiwán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Taiwán, uno de los principales fabricantes mundiales de microprocesadores, mostró su faceta más incivilizada el pasado sábado. La fiesta conocida como El cerdo de dios, celebrada en la localidad de Hsin Chu, congregó a centenares de criadores de ganado porcino para competir en un singular concurso en el que el ganador es el cerdo de mayor peso.
Cada año, centenares de animales son cebados de manera forzosa, incluso con arena y metales, para ganar peso de manera rápida. En esta edición, el cerdo ganador, incapaz de moverse a causa de sus más de 900 kg, fue sacrificado en público y paseado en procesión por las calles de Hsin Chu. La Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA) ha iniciado una campaña internacional para suspender el concurso. Según Leah Garcés, responsable de la WSPA, El cerdo de dios es "un espectáculo grotesco que termina en la matanza pública de animales".