Público
Público

Los empresarios ven peligrosa la propuesta del ministro de Industria

El presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, considera además que el Gobierno no debe obligar a los bancos a que den más créditos a las empresas y a las familias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, ha dicho hoy que la petición hecha ayer por el ministro de Industria , Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, a los ciudadanos para que consuman productos españoles 'es un planteamiento peligroso que no nos conviene'.

En la rueda de prensa de presentación de un informe del Círculo, Boada consideró por otra parte que el Gobierno no debe obligar a los bancos a que den créditos a las empresas y a las familias.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, reclamó ayer a la ciudadanía que consuma productos españoles para evitar que se cumpla la previsión de la caída del consumo este año, una propuesta que, según reconoció Claudio Boada, puede ayudar a que se salven algunos puestos de trabajo y a que se incrementen las ventas, en un primer momento.

No obstante, añadió que 'todo lo que huele a proteccionismo nos repele', y consideró que hay que preguntarse qué pasaría si el resto de países hacen lo mismo que se pretende en España, y por qué los ciudadanos compran más productos extranjeros que nacionales.

A este respecto, subrayó que se compran más productos extranjeros porque los españoles 'son menos competitivos que los de fuera', y 'ahí es donde hay que incidir'.

'Me parece muy bien que se compren productos españoles, pero por razones que sean de peso, porque se hayan hecho los deberes, cosa que ahora no se ha hecho', aseveró.

Por otra parte, Boada consideró que el Gobierno no debe obligar a los bancos a conceder más créditos a las pymes y a las familias en respuesta a la ayuda que están recibiendo.

Añadió que en los años pasados lo que ha habido ha sido una 'exuberancia' de créditos y una concesión 'irresponsable', y confió en que la situación 'se va a normalizar, con unas condiciones más duras en cuanto al coste de los créditos y a las exigencias de garantías', pero no rápidamente.

Aún así, destacó que ya se empiezan a ver algunos atisbos de mejoría, ya que las grandes empresas están emitiendo en los grandes mercados internacionales, 'cosa que hace dos meses no habría sucedido'.