Público
Público

España atrae a 7 millones de visitas en la Expo con la que creó imagen en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghai 2010, que será clausurada mañana, se despedirá del evento después de recibir cerca de siete millones de visitantes y crear e impulsar la imagen del país en China, hasta el punto de que marcará "un antes y un después", según su comisaria.

En una entrevista con Efe, la comisaria general del pabellón español en esta Expo, María Tena, destacó que, además de que aproximadamente uno de cada 10 de los más de 70 millones de personas que han pasado por la Expo ha visto el espacio de España, en estos seis meses el pabellón ha aparecido muy a menudo en la prensa china.

"Durante toda la Expo hemos tenido muchísima repercusión (en los medios del país), y eso ha marcado una diferencia, habrá un antes y un después para la imagen de España en China, así como en el subconsciente de los chinos respecto a España", aseguró.

Además, la Expo coincidió en julio con la victoria de España en la Copa del Mundo de fútbol, y "eso reforzó todavía muchísimo más al pabellón".

"En el subconsciente chino queda esa imagen de España, de un país que cultiva sus artistas, sus tradiciones, su cultura, pero a la vez está lanzada al futuro y también está muy abierta al tema empresarial, que era en definitiva lo que más queríamos destacar de este pabellón", señaló.

"Ahora lo que hace falta es que los empresarios aprovechen este tirón y sigan viniendo aquí a abrir más mercados, es muy importante", aseguró.

En el pabellón de España se han celebrado 364 actos empresariales, sin coste para las firmas españolas para utilizar sus instalaciones, a los que han acudido unos 2.300 empresarios, recordó.

Además destacó que, sumado al impacto de imagen en el público general, cerca de 215.000 visitantes fueron personalidades, muchas de ellas "gente que hace toma de decisiones: autoridades chinas, embajadores, autoridades (políticas) en la celebración de sus días nacionales (en la Expo) y, sobre todo, muchos empresarios", recalcó.

El pabellón de España, uno de los más grandes y populares de la Expo, cerró hoy sus puertas con más de 6,9 millones de visitantes alcanzados, por lo que espera recibir a su invitado número siete millones mañana, pocas horas antes de que se clausure el evento.

"En China, un país tan complicado para trabajar y para hacerse ver y diferenciarse (también en la Expo, entre 189 países participantes en el evento), en un país que es tan grande, hemos sido protagonistas en la Expo, y eso es impresionante", subrayó Tena.

"La inversión cultural que se ha hecho en este pabellón ha convertido en una inversión económica muy rentable, porque han venido muchos empresarios", reiteró.

Tena no dio cifras de los gastos efectuados hasta ahora, pero aseguró que no se ha sobrepasado el presupuesto de 60 millones de euros adjudicados para el proyecto, incluida la gestión del pabellón, así como su programa de actividades y su desmontaje.

Con todo, aunque oficialmente está previsto por las normas de la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE) que todos los pabellones deben desaparecer tras una Expo, desde hace años España ha estado pidiendo a China que haga una excepción y su pabellón se quede en este país.

"Estamos intentando ahorrarnos el desmontaje y que la fuerza que tiene este pabellón que se quede en China", admitió Tena, aunque no se sabrá nada al respecto en los próximos días.

Sí se quedará en Shanghái, en un Museo de la Expo que abrirá sus puertas en 2012, el icónico "Miguelín", un bebé gigante robotizado, ideado por la cineasta Isabel Coixet para simbolizar una visión española del futuro de las ciudades, y que fue cedido el pasado lunes por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado.

Un reconocimiento más para el proyecto español le llegó hoy en la ceremonia de entrega de premios a los pabellones de la Expo, cuando el comité organizador de Shanghái 2010 le otorgó el tercer premio de su categoría (grandes pabellones de más de 4.000 metros cuadrados) por su diseño arquitectónico exterior.

España, premiada junto a Reino Unido (primer puesto) y Corea del Sur (segundo), estaba entre los 19 pabellones de esta Expo que optaban a esa distinción, lo que, según Tena, es el "reconocimiento oficial" de que el pabellón es uno de los que más gustan de todo el recinto.

"Es el reconocimiento oficial de que el pabellón es un edificio excelente, que se sale de lo normal entre los edificios de la Expo, y de que ese mensaje que ha dado España de mezcla de tradición y modernidad lo ha captado perfectamente el pueblo chino", concluyó.