Público
Público

El Eurogrupo pide a España que se aclare sobre el rescate

Lo ha confirmado Jean Claude Juncker en rueda de prensa. Olli Rehn ve "signos prometedores de estabilización de la eurozona"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker ha confirmado en la rueda de prensa posterior a la reunión que han mantenido este viernes en Chipre que han pedido explicaciones a los países en dificultades sobre su situación real y la necesidad que tendrán de recurrir al Mecanismo Europeo de Estabilidad, que estará operativo a patrir del 8 de octubre tras el visto bueno del Constitucional alemán.

'Hemos pedido a los países que tendrán que recurrir al MEDE que aclaren sus necesidades', dijo Juncker, quien celebró la decisión de la Corte de Kalsruhe el jueves. Por primera vez desde el inicio del año, las conversaciones de los ministros se producirán en un momento en el que la presión del mercado para que se adopten acciones inmediatas para resolver la crisis de la deuda soberana se está moderando, en lugar de creciendo.

El anuncio del BCE de que podría comprar cantidades ilimitadas de bonos españoles, si pide ayuda al fondo de rescate de la zona euro, ha reducido el rendimiento de los bonos españoles a 10 años del 7,64% del 24 de julio al 5,62% el jueves. Los rendimientos italianos han caído a alrededor del 5% por ciento y el euro subió por encima de 1,30 dólares después de que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciara un nuevo programa de compra de activos para respaldar la economía y luchar contra el desempleo.

Todo esto aumenta la tentación para que España (y el mayor pagador de la UE, Alemania) traten de aguantar sin un programa de asistencia que sería políticamente impopular tanto en Madrid como en Berlín. Cada vez que la tensión en el mercado se ha relajado en la crisis iniciada hace casi tres años, los líderes alemanes han dicho que no ven la necesidad urgente de actuar.

'Me gustaría que expusieran su posición, porque no ha quedado claro durante el verano cuál es su posición', dijo el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, a la prensa, reflejando la preocupación entre varios países de la zona euro por el hecho de que la incertidumbre sobre España esté frenando una recuperación de la crisis de deuda del bloque. Madrid se resiste a cualquier condición de austeridad que vaya más allá de las recomendaciones de la Comisión Europea que ya está aplicando, mientras que acreedores del norte de Europa encabezados por Alemania insisten en que cualquier ayuda vendría con duras condiciones.

Por su parte, la ditrectora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde salió al paso de estas informaciones y dijo que ni ella ni el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, habían estado presionando al Gobierno de Rajoy para que solicitara el rescate.

'Después del anuncio del BCE, hay mayor presión sobre los españoles para que lo pidan', dijo un responsable de la zona euro sobre las conversaciones en Chipre, en sí mismo un candidato a un rescate. España prefiere pedir la ayuda junto a Italia y no en solitario, para diluir la impresión de haber gestionado mal sus finanzas públicas, agregó. Roma ha rechazado hasta ahora cualquier medida de este tipo, aunque el jefe del 'lobby' de los empresarios italianos pidió el jueves a Italia que pidiera ayuda a la UE antes de las elecciones generales del próximo año para estabilizar la economía.

Varios responsables de la zona euro especularon con que la petición española podría llegar a principios de octubre, a tiempo para la próxima reunión de ministros de la zona euro el 8 de octubre. Esto sería después de la presentación del presupuesto español para 2013 y las necesidades de recapitalización de su sistema bancario, ambos previstos para el 28 de septiembre.

Olli Rehn, el comisario de Asuntos Económicos, dijo que el de ayer fue 'un día muy grande para Europa', en referencia a la sentencia del Constitucional alemán. 'El MEDE estará listo nueve meses antes de lo previsto' -aseguró- al tiempo que, en un tono extremadamente positivo, dijo que 'la eurozona está empezando a dar signos prometedores de estabilización. La respuesta de los mercados al anuncio del BCE de que reactivaría la compra de deuda ha sido muy positiva. Está claro que no hay balas de plata ni lugar a la complacencia, pero estamos mejor que hace unos días y creo que estamos avanzando en la dirección correcta'.

Por primera vez desde el inicio del año, las conversaciones de los ministros se producirán en un momento en el que la presión del mercado para que se adopten acciones inmediatas para resolver la crisis de la deuda soberana se está moderando, en lugar de creciendo. El anuncio del BCE de que podría comprar cantidades ilimitadas de bonos españoles, si pide ayuda al fondo de rescate de la zona euro, ha reducido el rendimiento de los bonos españoles a 10 años del 7,64% del 24 de julio al 5,62% el jueves. Los rendimientos italianos han caído a alrededor del 5% por ciento y el euro subió por encima de 1,30 dólares después de que la Reserva Federal de Estados Unidos anunciara un nuevo programa de compra de activos para respaldar la economía y luchar contra el desempleo. Todo esto aumenta la tentación para que España (y el mayor pagador de la UE, Alemania) traten de aguantar sin un programa de asistencia que sería políticamente impopular tanto en Madrid como en Berlín. Cada vez que la tensión en el mercado se ha relajado en la crisis iniciada hace casi tres años, los líderes alemanes han dicho que no ven la necesidad urgente de actuar.