Público
Público

La Fiscalía actuará contra el abogado ultra que dijo añorar la Ley de Vagos y Maleantes

Lejos de rectificar, el letrado de los neonazis juzgados por apalear a un indigente, insiste en que a los mendigos "hay que apartarlos de la sociedad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de Madrid ha solicitado al tribunal de la Audiencia de Madrid que ha juzgado a cuatro presuntos neonazis acusados de apalear a un mendigo en agosto de 2009 que deduzca testimonio contra el abogado Angel Pelluz por las manifestaciones 'ultras' contenidas en su escrito de defensa, en el que exponía que 'la vagancia y el constituirse un parásito de lo decente' lleva a la repulsión y a añorar con 'nostalgia de tiempos pasados' la Ley de vagos y maleantes de 1933.

No son esas las únicas perlas dialécticas del letrado ultra: también afirmó, ayer, martes, que los mendigos son los 'cánceres de la sociedad'. Esas palabras levantaron una auténtica polvareda mediática, pero lejos de amilanarse o rectificar, ha vuelto conscientemente a reincidir insistió este miércoles tras concluir la vista oral que a los indigentes 'hay que apartarlos de la sociedad'. Su tesis es que no se puede permitir que estén tirados en la calle.

Ante estas afirmaciones, la fiscal pidió durante la exposición de su informe de acusación previo a que el juicio quedara visto para sentencia que se abra un procedimiento contra el abogado .Una vez que se deduzca testimonio, se trasladará a la Fiscalía el contenido del escrito de defensa del letrado en el que vertía diversas opiniones sobre los indigentes para investigar si ha incurrido en algún delito.

Tras conocer este asunto, el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) también anunció que actuará de oficio al estimar que sus manifestaiones 'atentan gravemente contra la dignidad de las personas y de la abogacía'. En su escrito de defensa, el abogado exponía que 'la vagancia' y 'el constituirse un parásito de lo decente' lleva a la repulsión y a añorar con 'nostalgia de tiempos pasados' la Ley de vagos y maleantes de 1933.

'Hoy empieza a resurgir en círculos políticos que tienden a prohibir la mendicidad, plaga de nuestras ciudades porque hay nostalgias de tiempos pasados', añadía el escrito del letrado defensor, que reconoce añorar la citada ley aprobada en 1933.

Sobre estas palabras, el letrado recalcó que se ha malinterpretado el texto e insistió en que su tesis es que hay que apartar a los mendigos de la sociedad, ya que a su juicio no son cívicos al estar tirados en la calle.

Tras recalcar que no está de acuerdo con la agresión que sufrió la víctima y destacar que nunca la ha considerado legítima al ser 'execrable', el abogado señaló que ese hombre tiene que ser asistido por la sociedad, pero 'que no se le permita ni a él ni a nadie estar en la calle'. 'Esa es mi tesis', ha reiterado y ha criticado que sus palabras se estén desviando en el ámbito político.