Público
Público

La guerra entre Simoncelli y Barberá se recrudece

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La agria polémica que acompaña durante todo el Mundial de 250cc la relación entre el italiano Marco Simoncelli y el español Héctor Barberá vivió hoy un nuevo capítulo en el gran premio de San Marino, después del mano a mano entre ambos pilotos en la carrera ganada por Álvaro Bautista

Barberá, 'pole position', marcó muy de cerca a Simoncelli, líder del Mundial y especialmente motivado por correr a pocos kilómetros de su casa. Finalmente, Barberá fue tercero y Simoncelli, segundo.

Ambos se tocaron en varias ocasiones, y a falta de tres vueltas el italiano se fue al suelo, aunque sin la intervención directa del valenciano.

A la pelea entre ambos se sumó otro italiano, Mattia Pasini, que presentó una reclamación ante la dirección de la carrera al entender que Barberá le había desplazado en el trazado de una curva, acción en la que Pasini, que peleaba por el liderato de la carrera, se fue al suelo.

La organización desestimó el recurso de Pasini, indignado al término de la prueba, cuando se reunió de manera improvisada con Simoncelli para lamentar la actitud del español.

"La única palabra que se me ocurre es estúpido", proclamó Simoncelli cuando se le preguntó por la agresividad del pilotaje de Barberá. "Por cosas mucho más suaves ha habido sanciones", añadió el líder del Mundial, molesto por haber quedado relegado a la sexta plaza.

Héctor Barberá, por su parte, lamentó la caída de Pasini, pero explicó: "Ambos entrábamos paralelos en la recta y a la hora de trazar la curva, simplemente me he metido por dentro sin mala fe".

En cambio, Barberá se mostró muy crítico con Simoncelli. "En cada maniobra intentaba jugar sucio conmigo. Si él compitiese con deportividad, yo haría lo mismo, pero lo que pasa es que a veces hay que poner la raya y decir basta. Si él lo hace, yo también", explicó el español.