Público
Público

Guindos reduce a una quinta parte los beneficiados por la norma antidesahucios

Hace nueve días el ministro de Economía dijo que 621.000 familias se beneficiarían del decreto. Este lunes ha rebajado la cifra a 120.000

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Luis De Guindos no le salen las cuentas. Hace nueve días el ministro de Economía y Competitividad dijo que el nuevo decreto para reducir el impacto de los desahucios beneficiaría a 621.000 familias . A algunos les pareció poco, el nuevo decreto es un parche vinieron a decir. Pues bien, este jueves, cuando el Congreso de los Diputados tiene que aprobar el decreto ley contra de los desahucios, el ministro rebajó a 120.000 el número de familias que se beneficiarían de la norma por cumplir los requisitos económicos y familiares estipulados para poder acogerse a la moratoria. 'En cualquier caso, es una cifra muy significativa', dijo Guindos sin explicar a qué se debe el desfase de cifras.

Así lo dijo Guindos durante su defensa del decreto en el estrado. Según él, el decreto ley 'supone una respuesta urgente y paliativa a las situaciones más dramáticas'. El ministro reclamó el voto favorable de la oposición tanto al texto como a su tramitación como proyecto de ley para mejorarlo con las aportaciones de los grupos parlamentarios.

'Tenemos que ser conscientes de que no se pueden adoptar medidas que alteren el diseño normal de nuestro sistema normativo, basado en el principio de propiedad patrimonial universal, que ha permitido el acceso de muchas personas a una vivienda. Debemos encontrar el equilibrio para no convertir el crédito o el acceso a la vivienda en un privilegio al que algunos no pudieran acceder', ha defendido.

Guindos avanzó datos del Código de Buenas Prácticas del pasado mes de marzo, que ya preveía medidas de reestructuración de la deuda e incluso de la dación en pago.

En concreto, dijo que de las 101 entidades adheridas sólo 28 recibieron 278 solicitudes durante el primer trimestre de aplicación (de abril a junio). De ellas, 44 acabaron en una reestructuración y ocho en dación en pago, mientras el resto fueron rechazadas por no cumplir las condiciones.

Por su parte, entre julio y septiembre 'se muestra un claro aumento del número de casos tratados', con hasta 722 solicitudes nuevas, de las que 604 se han resuelto, 127 de ellas con reestructuración de la deuda y 34 con dación en pago.

'Tenemos que ir más allá y abordar mejoras en el funcionamiento del mercado hipotecario'

Junto con la moratoria de dos años en los lanzamientos, también se prevé el 'impulso urgente' a la creación de un Fondo social de viviendas destinadas al alquiler a precios 'muy razonables' para personas que han perdido su vivienda. En este sentido, Guindos aseguró que el Gobierno ya tiene el 'compromiso' de entidades financieras para aportar 6.000 viviendas al Fondo Social para alquiler que prevé el decreto. 'No es lógico que haya miles de familias sin vivienda cuando hay miles de viviendas vacías',dijo el ministro.

'Estas son las medidas más urgentes, pero estamos convencidos de que tenemos que ir más allá y abordar mejoras en el funcionamiento del mercado hipotecario', dijo Guindos, que para ello cuenta con las aportaciones de los grupos parlamentarios.

En concreto, tendió la mano para estudiar aspectos como los intereses de demora, dar más independencia a las sociedades de tasación respecto a las entidades financieras, evitar en el futuro el sobreendeudamiento 'fomentando conductas más prudentes en la compra de vivienda habitual', las cláusulas abusivas o la clarificación en la comercialización de las hipotecas más complejas.

'El decreto ley es para proteger a los deudores hipotecarios especialmente vulnerables de manera urgente, porque la situación lo requería. Pero continuamos abiertos al diálogo y la negociación política en su tramitación. El empeño del Gobierno es contar con las aportaciones de todos los grupos, y estaremos absolutamente abiertos a tomar nuevas actuaciones y queremos llegar a máximo consenso posible. Una situación de esta naturaleza no exige menos', cocnluyó.