Público
Público

Israel amonesta a dos oficiales por el bombardeo de Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El máximo oficial de campo israelí en la guerra de Gaza ha sido amonestado por el bombardeo de artillería realizado en una zona altamente poblada que afectó al edificio de Naciones Unidas durante el enfrentamiento, dijo el lunes el Ejército.

El oficial, el general de brigada Eyal Eisenberg, sigue estando al frente de la división israelí de Gaza, dijo un responsable. El coronel Ilan Malka, un comandante de brigada de infantería también disciplinado por el incidente, se encarga ahora de operaciones militares en Cisjordania con el mismo rango.

"(La amonestación) se añade a su historial y aparecerá en sus carreras cada vez que surja una promoción", dijo un portavoz del Ejército, el capitán Barak Raz.

Naciones Unidas ha dicho que algunos de los proyectiles que dañaron un recinto de la Agencia de la ONU de Ayuda para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés) el 15 de enero de 2009 contenían fósforo blanco incendiario, cuyo uso, condenado por grupos de derechos humanos, ha sido calificado de legal por Israel.

Israel habló de medidas disciplinarias contra dos altos oficiales, pero sin identificarles, en una respuesta que envió el viernes a un informe de la ONU que acusaba de crímenes de guerra a fuerzas israelíes y combatientes palestinos en la Franja de Gaza, gobernada por Hamás. El Ejército identificó posteriormente a los dos oficiales como Eisenberg y Malka.

Refiriéndose al incidente de la UNRWA, el documento israelí dijo que los proyectiles se dispararon "en violación de las obligaciones que prohíben el uso de este tipo de artillería cerca de zonas pobladas".

"A partir de estas conclusiones, el comandante del Mando Sur sancionó a un general de brigada y a un coronel por excederse en su autoridad de una manera que puso en peligro la vida de otros", declaró.

Las convenciones internacionales permiten el fósforo blanco como arma de campo de batalla o para crear cortinas de humo para fuerzas terrestres pero limitan estrictamente su uso en áreas civiles.

Israel ha pagado a Naciones Unidas 10,5 millones de dólares por daños a propiedades de la ONU durante la ofensiva que las fuerzas israelíes lanzaron en la Franja de Gaza en diciembre de 2008 con el objetivo declarado de acabar con los ataques de cohetes transfronterizos.

Las autoridades han calificado los daños a instalaciones de la ONU de accidentales, y han señalado que las tropas respondían a fuego palestino.

Fuerzas israelíes mataron a más de 1.400 palestinos, entre ellos civiles y combatientes de Hamás, en la guerra de 22 días, en la que murieron 10 soldados y tres civiles israelíes.