Público
Público

Una juez de EEUU reduce las condenas a dos agentes cubanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una juez estadounidense redujo el martes las condenas de dos cubanos presos desde hace más de una década por espionaje, en un caso que ha deteriorado las ya tensas relaciones entre Washington y La Habana.

La jueza de distrito Joan Lenard redujo a 30 años de prisión la sentencia de cadena perpetua de Ramón Labañino, dijo a Reuters un asistente de la magistrada.

En un fallo separado, Lenard redujo la sentencia de Fernando González, también condenado por espionaje, desde 19 a 17 años y nueve meses.

Fiscales de Estados Unidos dijeron que ambos formaban parte de una red cubana de espionaje que intentó penetrar en instalaciones militares e infiltró en la comunidad de exiliados cubanos en Florida.

Un tribunal de apelaciones rechazó el año pasado las condenas originales impuestas por Lenard contra Labañino y González, por considerarlas excesivamente duras, considerando que los agentes cubanos no consiguieron información secreta, pese a intentarlo.

El caso de los agentes, a los que Cuba considera héroes, tensó aún más las malas relaciones entre Estados Unidos y el Gobierno comunista de la isla.

Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento cubano y uno de los principales asesores del Gobierno para las relaciones con Estados Unidos, dijo el martes que la decisión era "injusta".

"Es injusto cualquier sentencia que les impongan a estos compañeros, pero no deja de ser importante el que se pueda alcanzar reducir el castigo impuesto a ellos", dijo a la televisión estatal.

"Hoy es un día importante, un día de una victoria. Pero no signigfica motivo de satisfacción ni mucho menos, al revés, debe ser un argumento adicional para no sólo continuar la lucha sino intensificarla, multiplicarla", agregó el responsable.

Labañino y González fueron arrestados en 1998 junto con otros tres agentes cubanos.

Los fiscales dijeron que integraban la "Red Avispa" enviada por Cuba a Estados Unidos para infiltrar a grupos de exiliados opuestos al Gobierno comunista de la isla, encabezado entonces por Fidel Castro.

Castro, de 83 años, entregó el año pasado la presidencia a su hermano menor Raúl Castro, de 78.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha dicho que quiere mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba después de medio siglo de hostilidades.

El caso de los cinco agentes cubanos es desde hace tiempo un punto de fricción con Cuba, que exige su liberación.

Las autoridades cubanas dicen que sus agentes no espiaban objetivos estadounidenses, sino que vigilaban a los exiliados violentos para prevenir ataques "terroristas" contra la isla.

Un tribunal estadounidense redujo en octubre la sentencia de otro de los cinco agentes, Antonio Guerrero, de cadena perpetua a 22 años.

Los cinco agentes cubanos fueron sentenciados en 2001 por 26 cargos de espionaje en un tribunal de Miami, donde recibieron condenas de entre 15 años y cadena perpetua.

Fiscales estadounidenses ligaron sus actividades al derrivo en 1996 por parte de cazas cubanos de dos avionetas del grupo de exiliados Hermanos al Rescate. Cuatro tripulantes de los aviones murieron.