Público
Público

Los líderes egipcios se comprometen con la democracia y el consenso nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes políticos y religiosos de Egipto se comprometieron hoy a cumplir con los objetivos de la revolución, traspasar el poder a una autoridad civil y respetar el resultado de las elecciones legislativas.

En una reunión en El Cairo auspiciada por Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní, los dirigentes egipcios aceptaron varias iniciativas presentadas por esta entidad religiosa referentes al futuro democrático del país y a las libertades públicas.

En un comunicado emitido por Al Azhar tras el encuentro se insiste en la necesidad de "seguir en la construcción democrática de las instituciones del Estado y efectuar el traspaso de poder a una autoridad civil en la fecha determinada sin retrasos", prevista para el próximo junio.

Asimismo, incide en la importancia de respetar los resultados de las elecciones legislativas, en las que se han alzado con la victoria los grupos islamistas, y cooperar con los jóvenes de las revolución.

En este sentido, pide la cooperación entre todos los jóvenes de la revolución y los representantes del pueblo elegidos para "construir el Egipto del futuro bajo el paraguas de la democracia en la base de la legitimidad parlamentaria y el consenso nacional".

La nota también hace un llamamiento a proteger el espíritu de la plaza Tahrir (epicentro de la Revolución del 25 de Enero) y a acelerar los juicios contra los dirigentes del antiguo régimen.

Otros de los puntos tratados es la construcción de una economía egipcia fuerte y de una Justicia universal, así como la recuperación del "papel vanguardista" de Egipto en la región.

En cuanto a la justicia, el texto exige el fin de los juicios militares contra civiles y la liberación de todos los detenidos políticos.

El documento emitido por Al Azhar hace referencia a que Egipto es tanto el islam como el cristianismo, y que también debe ser el país de las "libertades civiles auténticas".

La reunión contó con la participación del jeque de Al Azhar, Ahmed al Tayib, el Papa copto Shenuda III, y el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badia.

Entre los representantes de las fuerzas políticas figuran el primer ministro, Kamel Ganzuri, los candidatos de la Presidencia Amro Musa y Mohamed Selim al Awa, y los presidentes del Partido Libertad y Justicia, Mohamed Mursi; Al Nur (salafista), Emad Abdel Gafur; y Al Wafd (liberal), Al Sayed al Badawy, entre otros.