Publicado: 07.11.2013 11:00 |Actualizado: 07.11.2013 11:00

"Estamos luchando para que no nos quiten la 'mierda' que conseguisteis vosotros"

Jóvenes del 15-M debaten con veteranos militantes revolucionarios en el documental 'El somni dels herois' de Jacobo Sucari

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El somni dels herois es el último trabajo del documentalista Jacobo Sucari. ¿Qué fue de la transición? ¿Cómo pasamos de la posmodernidad al 15 M? Siguiendo las tertulias y el recorrido vital de unos veteranos militantes revolucionarios de los años 60 y 70, Sucari nos muestra el corte generacional que hay entre la militancia clandestina del franquismo y los actuales movimientos de jóvenes indignados, que también participan en la cinta. Todo ello narrado en un bello blanco y negro y con el barrio de Gràcia de Barcelona como un protagonista más. Conversamos con Jacobo Sucari.

Usted conoce hace años a los protagonistas y participaba en su tertulia. ¿Querías llevar esa desaparecida tertulia al cine?

Bueno, ahí surgió la idea, pero el proyecto toca varias capas. Hay un tema que te atrapa y luego lo desarrollas. Yo doy clases en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona. En 2011, muchos de mis alumnos participaban en las asambleas y manifestaciones, y algunos incluso se estaban radicalizando, la represión policial ayudaba a ello. Los temas políticos salían en clase y era importante tratarlos. Cuando empecé a hablar con ellos me di cuenta que no tenían ni idea de las luchas de los años setenta en Europa. No sabían nada de la Baader-Meinhof o las Brigadas Rojas, y menos de la izquierda más radical española de aquellos años. También participé en alguna asamblea y comprobé que no sabían ni cómo organizarlas. Hay una brecha entre estas generaciones...

El olvido programado de la Transición...

Totalmente, totalmente..., hubo una primera ruptura con la Guerra Civil, y luego una ruptura más grande entre las generaciones que lucharon por traer la democracia y las generaciones que hoy luchan...

 

El director junto con el grupo de militantes que forma parte del documental. Francesc Sans

Como dice un joven en el documental: "Estamos luchando para que no nos quiten la "mierda" que conseguisteis vosotros".
Sí, sí, es un momento que, por la situación y escenografía, los espectadores sueltan una carcajada, que no fue buscada. Pero lo que os decía, en los años ochenta se produce una denigración de todo lo que es el pensamiento político, el pensamiento revolucionario. Son años de feroz individualismo y de la búsqueda desesperada del éxito profesional. Y todos los movimientos sociales fueron bombardeados desde las instituciones.

Con la llegada de la izquierda homologada y oficialista a los ayuntamientos y parlamentos, no sólo se fueron de las organizaciones sociales y vecinales, sino, como dice usted, se encargaron de vaciarlas de contenido y desmovilizarlas.

Eso es lo que nos ha llevado a esta ruptura de la que hablo en la película. Pero todo mirado desde el presente, yo no hablo de historia, yo hablo del presente, de lo que hemos heredado.

¿Y cuáles son esas capas que también podemos ver en el documental?

Yo no quería entrevistar a intelectuales de la época, o a conocidos dirigentes, porque eso ya se ha hecho. Lo que quería era trabajar con gente de base y con un grupo de amigos, porque me interesaba la cuestión humana, a la que se suma una militancia. Las capas..., pues la suma de los fracasos de esa militancia, los cambios en la vida y el paso del tiempo, de la edad. No me interesaba el relato histórico y político general, sino el más íntimo y reflexivo, más personal. Hay un acercamiento psicológico y social a los personajes.

 

 El director del documental, Jacobo Sucari.Francesc Sans

¿Hay mucho guión?

Hay documentales más observacionales, donde pones la cámara y grabas.
En este documental hay mucha puesta en posición y mucho guión. En cada escena los personajes hablan libremente y a su aire, no memorizan un texto, pero antes de rodar hablamos sobre a los temas a tratar y los acotamos.

Pedro Gómez es el personaje que sirve como hilo argumental, lo hace muy bien como actor, sin serlo.

Es una generación que ha visto mucho cine, y eso se nota. La gente joven, más acostumbrada a la televisión y a otro tipo de cine, actúa de otra manera. Cuando te pones delante de una cámara, nada es natural, todos hacemos cosas para la cámara, la cuestión es crear un clima adecuado. Hubo mucho trabajo de dirección, eso sí, pero a Pedro y sus compañeros los quiere la cámara.

Lejos de la nostalgia y el derrotismo, El somni dels herois nos enseña que la rebeldía y el espíritu crítico es una forma muy saludable de ser y estar en la vida.