Público
Público

El médico de Jackson desautoriza las teorías policiales

Asegura que el documento judicial que llegó a la prensa contiene muchas suposiciones de los agentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El que fuera médico personal de Michael Jackson, Conrad Murray, ha asegurado que los informes policiales sobre las últimas horas del 'rey del pop' no se ajustan a la realidad, informó hoy US Weekly.

En declaraciones realizadas a través de su abogado, Edward Chernoff, el médico asegura que la descripción de los hechos realizada por las autoridades sobre su actuación en la muerte de Jackson -tal y como quedó recogida en un documento judicial que llegó a manos de la prensa-, contiene mucha argumentación basada en suposiciones de los agentes.

Según explicó Chernoff, mucho de lo que dice ese documento (una orden de registro) 'son hechos. Sin embargo, desafortunadamente, mucho es teoría policial. Más atroz es que la narración cronológica realizada no fue obtenida de las entrevistas con el doctor Murray, como se cita en el documento'.

El abogado declaró que Murray 'nunca dijo a los investigadores que encontró a Michael Jackson sin respiración a las 11 de la mañana', añadió.

El informe policial indicó que Murray administró diversos sedantes a Jackson durante la noche anterior a su muerte y, en vista de que ninguno surtió efecto, terminó por inyectar a Jackson propofol, un potente calmante para uso en hospitales, y después se dedicó a hacer llamadas telefónicas.

'El doctor nunca dijo que abandonase a Jackson para ahcer llamadas'

El mismo documento señaló que Jackson pidió al médico ese fármaco que utilizaba con frecuencia para dormir y que resultó letal. 'El doctor Murray nunca dijo que abandonase a Michael Jackson para hacer llamadas', manifestó Chernoff.

En su único testimonio público desde el fallecimiento del 'rey del pop' emitido en Internet la semana pasada, Murray omitió pronunciarse inocente de cualquier delito aunque se mostró confiado en que 'la verdad prevalecerá'.

Chernoff restó credibilidad a las noticias aparecidas en la prensa estadounidense ayer sobre que las autoridades habían declarado homicidio el fallecimiento de Michael Jackson.