Público
Público

El meteorito de Letonia, una broma

En los límites del cráter se ven los rastros de las palas y se observa cómo se arrancaron las malas hierbas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una broma. Pesada, pero broma. Geólogos letones han confirmado que la supuesta caída de un meteorito anoche en un granja de Letonia ha sido un engaño escenificado por personas deseosas de hacer negocio atrayendo a curiosos y turistas al lugar del suceso.

'En los límites del cráter se ven los rastros de las palas y se observa cómo se arrancaron las malas hierbas. Esta es la versión oficial a la que hemos llegado', aseguró Girts Stinkulis, jefe del departamento de geología de la Facultad de Geografía de la Universidad de Letonia, a la agencia Baltic News Service (BNS).

El experto añadió que 'las dimensiones del cráter no se corresponden con las que suelen dejar habitualmente los meteoritos al caer'.

'El terraplén es demasiado pronunciado y su profundidad demasiado grande', ha añadido el geólogo, cuya opinión es compartida unánimemente por expertos universitarios con experiencia en meteoritos.

Stinkulis ha detallado que el objeto incandescente que se pudo ver en las imágenes y fotografías reproducidas por los medios de comunicación pudo ser polvo de aluminio.

En cuanto a los protagonistas del engaño, el profesor universitario comentó que, posiblemente, estos buscaran 'crear escándalo u otra cosa'.