Público
Público

"La música clásica no es sólo para los mayores"

Ara Malikian. Violinista. El músico presentará en La 2 desde el 31 de octubre el programa de música para niños ‘El club de Pizzicato’, sucesor de ‘El conciertazo’

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ara Malikian (Líbano, 1968) entiende el mundo como una fuente inagotable de sonidos y melodías susceptibles de ser mezcladas. Para este violinista multipremiado, la música clásica no debe vivir recluida en un armario con olor a naftalina, sino que tiene que salir, alternar con el jazz y el flamenco y, por qué no, compadrear con el heavy metal. Pero Malikian no sólo quiere liberarla de un incómodo corsé purista, también desea rejuvenecerla, tanto que espera inculcar el amor por la música clásica a jóvenes oyentes de entre 4 y 12 años. El medio elegido para este reto es la televisión, y la herramienta, El club de Pizzicato, programa heredero del espíritu de El conciertazo, que Malikian presentará a partir del 31 de octubre (12.00 horas), todos los sábados en La 2.

¿Cómo va a ser este nuevo formato?

Tenemos el honor de seguir la iniciativa de El conciertazo, pero con otro formato, ya que se trata de una historia con cuatro personajes que nos hemos reunido en una azotea de un teatro porque lo van a tirar y van a hacer un centro comercial. La historia es muy bonita y muy real, y la vamos a aprovechar para hablar de música clásica, compositores e instrumentos. Habrá música en vivo y dejaremos un espacio para el flamenco, el jazz, y el heavy metal. Vamos a interactuar y jugar con los niños, y si conseguimos despertar en alguno de ellos el amor hacia la música clásica o que cojan algún instrumento estaremos muy felices. Se trata de demostrarles que la música clásica no es sólo para la gente mayor, que les puede divertir mucho y que pueden jugar con ella.

Usted toca para el público infantil desde 1995. ¿Qué le han enseñado los niños?

Yo he aprendido mucho más de ellos que ellos de mí. Cuando tocas, te miran de una manera que te permite saber si lo has hecho bien o mal. Es algo de lo que no puedo prescindir porque siento que todos los músicos tenemos que pensar y preocuparnos de formar a nuestros futuros oyentes.

¿Quién es el culpable de que los niños no conozcan la música clásica?

La culpa la tenemos los músicos. Los que nos dedicamos a la música clásica pensamos, por desgracia, que si un oyente no entiende una pieza, la culpa es suya. Pero creo que cuando no conseguimos enganchar o convencer a alguien es nuestro error. Debemos trabajar con ilusión para devolver a los jóvenes la música clásica, que siempre ha sido popular y hoy día, no sé por qué, es algo elitista.

¿Qué tiene la música clásica que no tenga el omnipresente pop?

Una complementa a la otra. Por supuesto que la música clásica ha tenido unos músicos geniales y no deben caer en el olvido. Por eso debemos convencer al público de que los compositores de hace 300 años también pueden ser escuchados hoy. A quienes les gusta la música de El canto del loco, ¿por qué no les va a gustar también Beethoven?.

¿Cuál es el prejuicio que más perjudica a la música clásica?

Que es aburrida y para un público entendido, y lo que menos nos ayuda es la imagen de gente estirada y seria que tenemos los músicos. Uno puede ser músico clásico, pero puede tener una apariencia de un joven del siglo XXI.

Usted ha formado un dúo con un guitarrista de flamenco. No es lo habitual.

Creo que tenemos que dejar de poner etiquetas. La música es música, no es ni clásico ni jazz. Si uno puede experimentar con otras culturas y géneros, hay que hacerlo. Lo importante es engrandecer el horizonte, aprender y crecer. Yo entiendo que ser purista es ser pobre.

A lo largo de su trayectoria ha tenido buenas cifras de ventas de discos. ¿Cuál es su posición sobre las descargas de Internet?

A mí lo que me interesa es que la gente escuche mi música. Si la descarga de Internet va a ayudar a que sea más escuchada, yo estoy encantado. No podemos frenar el avance tecnológico e Internet tiene que ser un compañero más que un enemigo.