Público
Público

Natalia Rodríguez e Iris Fuentes-Pila, primeros diplomas femeninos españoles en pista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tarraconense Natalia Rodríguez y la cántabra Iris Fuentes-Pila se convirtieron hoy en las dos primeras atletas españolas que consiguen un diploma olímpico en pruebas de pista al clasificarse sexta y octava, respectivamente, en la final de 1.500.

En una carrera ganada por la keniana Nancy Jebet Langat con 4:00.23, Rodríguez, muy corta de preparación tras su maternidad, cedió en la recta final cuando había progresado hasta el cuarto puesto y terminó sexta con una marca de 4:03.19.

Fuentes-Pila, campeona de España los dos últimos años, sacó su fuerza terminal para abandonar las posiciones retrasadas que ocupó durante casi toda la carrera y progresó hasta el octavo puesto con 4:04.86.

La bahrainí Maryam Yusuf Jamal esgrimía su título de campeona mundial para reclamar los galones de favorita. Su marca del año (3:59.99) era de largo la mejor de las finalistas en una prueba que perdió, ya antes de los Juegos, a las dos primeras del ránking, las rusas Yelena Soboleva y Tatyana Tomashova, por una infracción del reglamento de dopaje.

Las posibilidades de Natalia Rodríguez, dos veces sexta en Mundiales, eran una incógnita dado su corto periodo de entrenamiento. Regresó en enero, después de ser madre, y fue la última en incorporarse al equipo español haciendo la mínima en el último momento, cuando ya se había dado la lista.

La carrera arrancó tranquila, con la rusa Anna Alminova al frente. Pasó los 400 en 1:05.90 y los 800 en 2:13.70. Nadie le discutía el puesto, pero a 500 Jamal pegó un fuerte tirón. Natalia respondió a ritmo, pero en el momento decisivo las piernas no respondieron y cedió dos puestos en la recta.

Hasta hoy, la única atleta que había logrado diploma olímpico en el anillo era Mayte Zúñiga (séptima en 800 en Seúl'88). Natalia Rodríguez regresaba a la alta competición con 29 años y una hija, Guadalupe, que nació en noviembre pasado. Y con dos Juegos Olímpicos a sus espaldas: cayó en Series en Sydney 2000 y fue décima en la final de Atenas 2004.