Público
Público

Obama, a punto de convertirse en el 44º presidente de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Steve Holland

Barack Obama se prepara para hacer historia el martes al convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos, impulsado por el optimismo que millones de personas sienten por su llegada al poder y heredando una recesión y dos guerras que pondrán a prueba sus habilidades.

Obama, de 47 años, hijo de un keniano y una mujer blanca de Kansas, tiene previsto jurar para el cargo al mediodía (17.00 GTM) en las escalinatas del Capitolio, con una mano sobre la biblia que Abraham Lincoln usó en su primera toma de posesión, en 1861.

La jura de Obama marca el punto más alto de los sueños y esperanzas de generaciones de afroamericanos que sufrieron la esclavitud y posteriormente las políticas de segregación racial que los convirtieron en ciudadanos de segunda clase.

El nuevo mandatario asume el poder en un momento de gran ansiedad entre los estadounidenses que han visto cómo en los últimos meses desaparecieron miles de trabajos, y ahora temen un colapso económico que convierta la crisis en una catástrofe.

La "Obama-manía" que ayudó a llevar a Obama al cargo estaba viva en las calles de Washington.

Un frío viento invernal no consiguió reducir el entusiasmo de más de un millón de personas, que se dirigió a la capital de Estados Unidos para presenciar la pompa y ceremonia y para deleitarse con los festejos que rodean la toma de posesión de Obama como el cuadragésimo cuarto presidente del país.

Miles de efectivos de seguridad se encontraban apostados para mantener el orden y estaban alerta en caso de un ataque. Gran parte del centro de la ciudad estaba bloqueado con barricadas y cerrado al tráfico rodado.

En un discurso ansiosamente esperado en el que ha trabajado durante semanas, Obama llamará a los estadounidenses a comenzar una era de responsabilidad, instándolos a unirse en un espíritu de unidad para hacer frente a temas difíciles.

"El Gobierno sólo puede hacer una parte", dijo el lunes a los participantes en un proyecto de servicio al honrar al asesinado líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr.. "Tendremos que asumir la responsabilidad (...) todos nosotros", agregó.

En los días recientes Obama ha enfatizado que los estadounidenses deberían esperar tiempos económicos aún más sombríos y que su plan para revivir la golpeada economía tardará un tiempo en funcionar.

Una multitud de personas aplaudió mientras la caravana de vehículos de Obama atravesaba la ciudad en dirección a varias cenas.

Los vientos favorables continúan soplando para Obama pese a la larga lista de cosas por hacer que hereda del presidente George W. Bush. Una media extraída de sondeos recientes por el sitio realclearpolitics.com mostró que un excepcional 73 por ciento de los estadounidenses tenía una visión suya favorable.

En contraste, Bush abandona el cargo con una popularidad tambaleante en las encuestas, como consecuencia de las guerras en Irak y Afganistán y por los problemas económicos que atraviesa la nación, los peores desde la Gran Depresión.

Al concluir sus ocho años en el poder, Bush regresará el martes a Texas.

Obama, quien hizo campaña para la presidencia criticando a Bush, tiene previsto pasar la mañana con él antes de la toma de posesión. Según todos los consultados, ambos hombres se han llevado bien desde la victoria de Obama, y Bush ha hablado afectuosamente respecto al demócrata.

Obama, su esposa Michelle, y el matrimonio Biden asistirán a un servicio religioso el martes por la mañana en la Iglesia Episcopal St. John. Luego tomarán café con los Bush y el matrimonio Cheney en la Casa Blanca.

El grupo marchará después al Capitolio para una tradicional ceremonia en la que Obama repetirá un corto juramento, comprometiéndose a "ejecutar fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos, y hacer todo lo que esté en su capacidad para preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos".