Público
Público

Los palestinos residentes en Israel recuerdan a sus víctimas de la Intifada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los palestinos con ciudadanía israelí recuerdan hoy con diferentes marchas y visitas a los cementerios en las principales ciudades árabes del país, la muerte de 13 de los suyos hace una década al iniciarse entonces la Intifada de Al Aksa.

Las ceremonias en recuerdo de los denominados "disturbios de octubre" se conmemoran hoy viernes, día sagrado para los musulmanes, en ciudades como Nazaret o Um el Fahem, la más poblada de la minoría árabe con 50.000 habitantes, mientras que el principal acto tendrá lugar en la población galilea de Kfar Kana.

En los núcleos de población mayoritariamente palestina, los residentes han atendido a los llamamientos del Alto Comité de Seguimiento Árabe para recordar los disturbios con un paro general.

La Policía se ha desplegado cerca de las manifestaciones y fuera de las aldeas a fin de impedir que se produzcan disturbios, aunque se espera que las convocatorias se desarrollen de forma pacífica.

Poco después de que se iniciara la "Intifada de Al Aksa", el 28 de septiembre de 2000, miles de árabes-israelíes se manifestaron contra las fuerzas de seguridad israelíes en solidaridad con sus hermanos palestinos de los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza.

Los denominados árabes-israelíes son los palestinos que se quedaron a vivir dentro de las fronteras reconocidas del Estado de Israel a partir de 1948 y actualmente constituyen más de un millón de personas, un veinte por ciento de la población.

En los enfrentamientos que siguieron a la polémica visita del entonces líder de la oposición Ariel Sharón, a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, la Policía israelí reprimió duramente las protestas tanto en la Ciudad Santa como en otras localidades del norte del país, donde se registraron las 13 víctimas mortales.

El diputado Taleb al Sana, del partido de la Lista Árabe Unida-Taal, manifestó hoy que "la población árabe renueva su compromiso con las víctimas de octubre. No olvidaremos ni perdonaremos, perseguiremos a los asesinos y a aquellos que los enviaron hasta que paguen por lo que han hecho".

En declaraciones a la radio pública israelí, otro diputado árabe, Yamal Zahalka, afirmó: "Continuaremos la lucha hasta que se sepa la verdad".

Una comisión investigó los sucesos que se registraron en octubre de 2000 y apuntó vagas responsabilidades, aunque el Ministerio de Justicia decidió no procesar a ningún policía supuestamente implicado en las muertes de los 13 árabes-israelíes por falta de pruebas.

El Comité árabe y padres de las víctimas estudian dirigirse próximamente a la Fiscalía General con objeto de lograr revertir esa decisión.

Desde que se produjeron esos disturbios, las poblaciones árabes del país recuerdan cada mes de octubre a sus víctimas y expresan su indignación por lo que consideran como negligente investigación de lo sucedido.