Público
Público

Palin ordena su armario para devolver la ropa comprada por el partido republicano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La gobernadora de Alaska, Sarah Palin, pasó buena parte del sábado ordenando su armario para determinar qué pertenece al Partido Republicano, que se había gastado 150.000 dólares en renovar su vestuario para las elecciones estadounidenses. "Ella estaba desesperadamente ordenando su ropa. Nada vuelve de manera inmediata a la normalidad", dijo hoy Chuck Heath, el padre de la ex candidata a la Vicepresidencia de EE.UU., a los medios locales.

La cuestión del vestuario de Palin generó una gran polémica en octubre después de que se conociera que el Partido Republicano se había gastado miles de dólares desde comienzos de septiembre en ropa y accesorios para la aspirante a la Vicepresidencia y su familia.

Los conjuntos para Palin fueron comprados en tiendas tan exclusivas como Saks Fifth Avenue y Neiman Marcus.

El ex candidato republicano a la Casa Blanca John McCain salió inmediatamente al paso y explicó que Palin había devuelto ya un tercio del vestuario y que un tercio del dinero se iba a donar a causas benéficas.

Palin "lleva una vida austera" y su familia no es "acaudalada", dijo McCain entonces.

El padre de Palin calificó la controversia de "ridícula", y subrayó que su hija le ha dicho que lo único que ella se ha comprado en los últimos cuatro meses son unos zapatos.

Unos registros de gastos del Comité Nacional Republicano mostraron que, desde que a principios de septiembre Palin fue nombrada oficialmente candidata republicana a la Vicepresidencia, la gobernadora de Alaksa se había gastado unos 150.000 dólares en peluquería, maquillajes, calzado, ropas y accesorios.

Un portavoz de la campaña de McCain indicó entonces que la tercera parte de todo lo que se había comprado se devolvió, en algunos casos porque las prendas eran de talla inadecuada.

Por su parte, Tracey Schmitt, portavoz de la campaña de Palin, dijo que parte de la ropa se devolvió después de la Convención Nacional y que muchos de los trajes restantes ni siquiera se llegaron a usar.