Público
Público

Planes entre amigos: turismo enológico en Castilla-La Mancha

Desde catas comentadas hasta visitas con degustación y rutas enoturísticas, la cultura del vino ofrece en Castilla-La Mancha un amplio abanico de posibilidades para quienes se acerquen a la comunidad que alberga el mayor viñedo del m

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En Castilla-La Mancha, el turismo enológico es una de las opciones más atractivas. Alrededor de sus caldos surgen numerosos planes entre amigos y familiares que, además, tienen la ventaja de poder realizarse ahora que las bajas temperaturas se van imponiendo.

Una de las opciones más sabrosas es sentarse en torno a una mesa en la que, junto a los vinos, primen otros deliciosos productos de la tierra, como el queso manchego o las berenjenas de Almagro. Pero las posibilidades son mucho más numerosas: el Club de Calidad de Turismo Enológico Divinum Vitae agrupa a una serie de bodegas que desde hace años han ampliado su gama de servicios al turismo enológico y ofrecen, por ejemplo, visitas guiadas a su bodega y viñedos, a los sistemas de vinificación y crianza y formidables recorridos por todo el proceso de la viticultura. A estas actividades hay que añadir los cursos de cata o las visitas con degustación. La experiencia todavía puede ampliarse más, durmiendo en los establecimientos hoteleros ubicados en las propias bodegas o con completos programas para conocer la cultura del vino. Entre barricas y botellas, algunos de ellos se ubican, además, en entornos de gran belleza paisajística.

Divinum Vitae también ofrece otra alternativa para quienes deseen realizar visitas más extensas vinculadas a la cultura del vino: se trata de rutas con las que se puede recorrer desde las tierras de la Alcarria hasta las bodegas del Campo de Calatrava, pasando por Toledo o las Lagunas de Ruidera. Además de estas rutas existen una serie de paquetes turísticos para diversos tipos de usuarios, desde una sola persona hasta grupos y familias.


www.enoturismocastillalamancha.com